La regeneración de la bahía de Pasaia llegará hasta el paseo de Ondartxo tras el verano

Dos peregrinos pasean junto a la factoría Albaola por un tramo que será reurbanizado. / ELENA VIÑAS

La Diputación de Gipuzkoa financiará con 500.000 euros una obra que durará 10 meses y urbanizará el camino que llega hasta Puntas

GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

El puzzle de la regeneración de Pasaia colocará tras el verano su segunda pieza. Lo hará en el extremo opuesto por donde ha empezado el montaje. La pasarela ciclista-peatonal que unirá Herrera y Trintxerpe, con su entorno ajardinado, ya tiene en obras la parte oriental de la bahía, y tras el verano comenzará en el borde contrario la urbanización del paseo de Ondartxo, entre el club de remo de San Pedro y la factoría Albaola.

El resultado de la actuación hará más atractivo el paseo hasta puntas, actualmente en condiciones precarias, y dará continuidad a la vía urbanizada que llega hasta el distrito sanpedrotarra. La obra encaja con la naturaleza del resto que se van a acometer en los próximos meses y años en Pasaia, es decir, buscará mejorar la calidad de vida y dignificar los espacios públicos.

Los trabajos arrancarán entre octubre y noviembre, una vez baje la densidad de paseantes de la zona, y se prolongará durante diez meses. El presupuesto asciende a 500.000 euros, que serán financiados por la Diputación de Gipuzkoa, aunque el proyecto ha sido coordinado entre la institución foral y el Ayuntamiento de Pasaia, con implicación directa tanto de la alcaldesa Izaskun Gómez (PSE) como de la concejal de urbanismo Nahikari Otermin (PNV).

El objetivo del proyecto al que ha tenido acceso este periódico es «la reurbanización del tramo que rodea la cala de Ondartxo en lo referente a pavimentos, pendientes, accesos y su adecuación al entorno del lugar». Plantea demoler el murete que separa el camino del mar, de unos 40 centímetros de ancho y menos de 50 centímetros de altura para la colocación de uno nuevo más estrecho, ganando anchura para el camino -siempre mayor a 3,5 metros-, y elevando su altura para aumentar la protección.

Ayudas a la inserción laboral

Como ejemplo de que la regeneración en su conjunto busca aumentar la dotación de zonas verdes, este proyecto define que «al este del camino se generará un espacio ajardinado con bancos y mesas que pueden considerarse una zona de estancia que aprovecha la amplitud del espacio plano».

La reactivación económica es otra de las grandes metas de la regeneración integral, como ha reiterado la diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio Marisol Garmendia (PSE). Ayer, presentó unas ayudas por valor de 150.000 euros a la Agencia comarcal Oarsoaldea para el desarrollo de un programa de inserción laboral a parados de más de 55 años. La diputada explicó que «es importante que desde el punto de vista comarcal se trabajen nuevos nichos de empleo y áreas de creación de puestos de trabajo en actividades emergentes en la zona».

Fotos

Vídeos