«Recurrimos a la infraestructura familiar; es decir, a los aitonas»

Un aitona de paseo con sus nietos en Azpeitia. / E. AIZPURU
Un aitona de paseo con sus nietos en Azpeitia. / E. AIZPURU

Muchos pequeños no fueron a clase y otros pasaron algunas horas en el patio en lugar de en las aulas ante la huelga de sus tutores

T. F. SAN SEBASTIÁN.

«Que si un día porque los profesores están de huelga, que si otro porque no hay comedor y hoy porque todos hacen huelga, al final llevo una racha...», comentaba una señora en un puesto de la Bretxa mientras vigilaba a dos niños pequeños, seguramente sus nietos, para luego apostillar, «tendrían que haber ido a un colegio de monjas que ahí están dando clase».

La imagen se repetía en muchas de las calles de Gipuzkoa o en mercados como en el de Azpeitia, donde ayer había feria. Porque como respondía a esa amona un joven aitatxo, «en días así tenemos que recurrir a la infraestructura familiar; es decir, a los aitonas». No era su caso, porque sus padres estaban en Canarias, y tuvo que cogerse un día de vacaciones «que me las descontarán de las de navidades».

Algunos chavales del Instituto Zubiri-Manteo jugaban en la plaza Cataluña de Donostia. Sus padres habían decidido no mandarles al centro porque «en la última huelga fuimos muy pocos y al final no hubo clase. Así que hemos aprovechado y dormido un poco más. Ahora estamos jugando, pero primero hemos hecho 'etxeko lanak'». Eso de levantarse algo más tarde también lo practicaron alumnos de Secundaria de Luberri que entraron a las nueve en lugar de las ocho.

En otros casos, los estudiantes acudieron al centro y en algunas horas salieron al patio porque el profesor de la materia que tocaba no había acudido al puesto de trabajo. Afortunadamente para bastantes padres, el tiempo aguantó y no llovió porque la alternativa era que si no se podía estar en el patio los chavales iban a ser enviados a casa. De esta manera no tuvieron que recurrir a los siempre dispuestos aitonas o pedir permiso en el trabajo. También hubo quien optó por llevar a sus hijos a la manifestación que partió de Alderdi Eder y recorrió el centro donostiarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos