Recibir formación duplica la opción de encontrar trabajo

Una vez que la investigación académica despeja las dudas sobre el impacto de la RGI en la búsqueda de empleo, la siguiente pregunta que se hacen las autoras es si están siendo eficaces las medidas de activación (orientación laboral y formación) para los receptores de la prestación. Y el resultado vuelve a ser contundente: recibir orientación aumenta en un 20% la probabilidad de salir a un empleo (cada mes) y recibir formación duplica esas opciones. El problema, como introduce Sara de la Rica, es que en el periodo analizado solo el 40% de los perceptores de la RGI habían recibido algún tipo de activación en los seis meses anteriores. Y de ellos, los que recibieron una formación para un empleo se quedaron en un 3-5%, añade la investigadora.

Es decir, «las medidas funcionan pero hay que reforzarlas», reclama De la Rica. La catedrática de Economía admite que, pese a que se está profundizando en el análisis de la RGI para mejorar la gestión, «quedan muchas cuestiones que, por falta de información, no podemos hoy contestar, como qué tipo de formación está siendo más efectiva, cómo son los empleos a los que salen aquellos que encuentran uno, hasta qué punto la RGI condiciona la salida a ciertos trabajos... Y sin duda muchos aspectos que mejorar, fundamentalmente en lo que respecta a la inserción laboral de estas personas», para que sea adecuada a su perfil.

Fotos

Vídeos