«He realizado una tesis que es pura filosofía, pero desde la práctica»

Larrea aboga por una formación humanista donde se prepare «a la gente para que sea capaz de discernir»

T. FLAÑO SAN SEBASTIÁN.

José Luis Larrea se muestra crítico con aquellos que apuestan por una formación escorada a las ciencias y a la tecnología, apuesta por un aprendizaje donde se enseñe a entender «qué está pasando».

-¿Habla constantemente de la universidad, pero el cambio en la forma de enseñar no debe producirse antes, en la escuela?

- Por supuesto, pero también después. La educación debe acompañarnos toda la vida. La enseñanza básica y el bachiller son un mundo totalmente separado de la universidad, deberían estar más vinculados. Y lo mismo con la formación profesional. La universidad debe mirar mucho a ese modelo de aprendizaje. Nos tienen que preparar para aprender. Hoy en día toda la información está en internet. Nos tienen que enseñar a saber segregar esos datos y saber entender qué está pasando.

- Sus planteamientos parece que se alejan de la última reforma educativa, ahora en revisión, en la que desaparecían asignaturas como filosofía.

- Eso es una barbaridad. No soy un experto en educación, pero tengo mi opinión. La filosofía es capital. Yo he terminado haciendo una tesis sobre generación de conocimiento transformador, que es pura filosofía. También es cierto que he tomado el camino del conocimiento práctico, pero sobre reflexiones como qué es conocimiento o cómo aprender y relacionarse con la vida. Es una materia clave para el mundo en el que estamos porque es la manera de hacer debate. Yo tiendo a alinearme con el filósofo y pedagogo José Antonio Marina cuando critica que parece que solo hay que formar en las competencias tecnológicas y científicas. ¡Cuidado! Claro que hay que hacerlo, pero hay que preparar a la gente para que sea capaz de discernir. Las Humanidades son necesarias.

- Una vez terminada la tesis, ¿se plantea otros retos?

- La tesis ha sido un instrumento que he utilizado para seguir desarrollándome profesional y personalmente en los campos que me interesan: los procesos de transformación, las estrategias de innovación, cómo afectan a las instituciones y a las empresas, y qué se puede aprender de ahí. La vida es un proceso y la tesis no ha sido un elemento con principio y fin sino parte de un viaje. Creo que he hecho una aportación, he explicitado un conocimiento que tenía implícito y lo comparto. He llevado a la práctica mi propia teoría y ahora cada uno es libre de interpretarlo como quiera.

- ¿Al revisar sus escritos ha comprobado que ha sido consecuente a lo largo de los años?

- Me he leído, he visto que hay una lógica evolutiva y me he sentido identificado. Aunque ahí sí que no sé si soy neutral.

Fotos

Vídeos