Los radares solo se ponen donde más se va a recaudar

I.V.

Los expertos recomiendan realizar descansos cada cuatro horas para que tanto conductores como acompañantes puedan estirar las piernas. Junto a trayectos largos, en esta época se combinan salidas cortas «como al pueblo de al lado donde nos podemos tomar una copa de más y volvemos por una carretera secundaria a nuestro lugar de descanso. Lo que se debe hacer principalmente coger el coche con responsabilidad», enfatiza.

En todo caso, Murguía lamenta de que las instituciones solo tomen cartas sobre el asunto «cuando ocurren sucesos importantes». En este sentido, asegura que lleva años escuchando que «van a poner radares en carreteras secundarias, pero a la hora de la verdad se instalan en las principales. Dicen que no tienen afán recaudatorio y que su principal objetivo es que descienda la tasa de mortalidad, pero la verdad es que los ponen por donde más coches circulan, como en la AP-8», denuncia.

El incremento de víctimas observado no es solo un problema de Gipuzkoa. En el Estado, las cifras también ha hecho saltar las alarmas de la DGT, que hace un par de meses anunció que se iba a renovar el convenio firmado con la Federación Española de Municipios y Provincias para avanzar en las medidas que se pueden implantar en los consistorios para rebajar esta mortalidad. Según indicó su director, Gregorio Serrano, se está trabajando en una guía para «facilitar y promover buenas prácticas técnicas» en las infraestructuras desde el punto de vista tanto de la seguridad vial como del descenso de los límites de velocidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos