Las rachas de viento y las tormentas generan múltiples incidentes en Gipuzkoa

La caída de varios árboles ha afectado al tráfico ferroviario de Renfe y ha dejado sin suministro a los vecinos de Legazpi

A. LERATE

Las tormentas que han descargado este martes en prácticamente toda Gipuzkoa han provocado diversos incidentes que han obligado a intervenir a bomberos así como a diferentes cuerpos policiales. Caída de árboles y elementos de fachada han constituido el grueso de las operaciones.

Un tren de Renfe que cubría la línea Irun-Brinkola ha tenido que detenerse a media tarde y dejar a todos sus pasajeros en Legorreta al quedarse sin corriente la vía por la que transitaba. Según la compañía ferroviaria, la causa del imprevisto ha sido el desprendimiento de un árbol sobre la catenaria en el tramo que separa Gabiria y Zumarraga en el mismo sentido del tren.

Al no poder continuar su trayecto, el convoy ha recibido la instrucción de retroceder dirección Irun, mientras operarios de la compañía habilitaban la vía del sentido contrario -la que no había sido afectada- para que otro tren llegara por detrás y pudiera proseguir, en dirección contraria, la ruta Irun-Brinkola.

Durante los minutos que ha necesitado el tren más próximo para acceder hasta el término municipal de Legorreta, los pasajeros han tenido que esperar, aturdidos en muchos casos y lidiando con la incertidumbre y el desconocimiento sobre lo que estaba ocurriendo.

En Legazpi, la caída también de varios árboles sobre el tendido eléctrico ha dejado sin suministro la localidad.

En Bergara, por otro lado dos vehículos han sufrido importantes daños como consecuencia de la caída de otro árbol de grandes dimensiones del cementerio sobre la zona de estacionamiento contiguo. El hecho ha tenido lugar sobre las 18.20 horas cuando el árbol ha sido arrancado de cuajo por una fuerte racha de viento que ha llegado acompañada de aparato eléctrico. Pese a la aparatosidad del suceso, no ha habido que lamentar daños personales. El vendaval también ha obligado a desalojar la piscina exterior de Agorrosin como medida preventiva.

Cristalera en Zegama

En Zegama se ha producido la caída de otro árbol, pero lo más destacado ha sido el desprendimiento de una cristalera del mirador de una vivienda situada en un cuarto piso sobre la vía pública. Por fortuna, dicho elemento no ha alcanzado a ninguna persona.

Además, la presencia de los bomberos forales ha sido requerida en la calle Iparragirre de Zumarraga, donde se han soltado unos toldos de un edificio. Asimismo, en la vecina Urretxu, el mismo cuerpo ha tenido que intervenir ante el riesgo de que varias tejas de otro edificio pudieran caer sobre la calle. También se ha caído un árbol sobre la línea telefónica en Azpeitia, en la GI-3182. En Ordizia, otro árbol abatido por las rachas de viento, ha golpeado a una persona de 70 años en la zona de Oiangu.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos