El Puerto lleva a los tribunales a Pasaia por ocupar casa Ciriza sin pagar tasas desde 2012

Exterior de Casa Ciriza, edificio portuario que desde 2006 el Ayuntamiento de Pasaia utiliza como centro cultural y social./ARIZMENDI
Exterior de Casa Ciriza, edificio portuario que desde 2006 el Ayuntamiento de Pasaia utiliza como centro cultural y social. / ARIZMENDI

Denuncia al Ayuntamiento por no regularizar el uso y le reclama más de 200.000 euros. El consistorio pide una cesión gratuita del edificio, en cuya rehabilitación ha invertido 1,2 millones desde 2006

AMAIA CHICOSAN SEBASTIÁN.

El «viejo» conflicto entre la Autoridad Portuaria de Pasaia y el Ayuntamiento de la localidad por la ocupación de la casa Ciriza como centro cultural suma un nuevo capítulo, esta vez en los tribunales. La Abogacía del Estado, representante de la entidad que gestiona los terrenos portuarios -al que pertenece el edificio-, ha denunciado por «enriquecimiento injusto» al Consistorio pasaitarra por no regularizar la utilización que hace del edificio y, en concreto, por no abonar desde 2012 la correspondiente tasa de ocupación de «un dominio público». Una «deuda» que, según se reclama en la demanda a la que ha tenido acceso este periódico, asciende a 230.661,95 euros.

Consultadas las partes, los responsables de la Autoridad Portuaria, el presidente Ricardo Peña y la secretaria general Pilar Etxeberria, defienden que es una cuestión «técnica» y que no han tenido otra opción ante las reiteradas negativas del consistorio a aceptar las condiciones exigidas para otorgar la autorización de uso, que incluyen el pago de la mencionada tasa. Mientras que el Ayuntamiento se muestra «sorprendido por las formas» y, aunque no entra en la figura jurídica, sí expresa su contrariedad por ella. «El único enriquecimiento que hemos tenido es el de que los pasaitarras han podido acceder a actividades artísticas y culturales que en otro momento no hubieran podido hacer», defiende la alcaldesa Izaskun Gómez, que justifica su negativa a abonar la tasa por la «inversión» de más de un millón de euros que Pasaia ha realizado en el edificio para acondicionarlo.

El origen del conflicto se sitúa en en 2012, cuando se extingue la anterior concesión otorgada a Jaizkibia (la sociedad pública de gestión de la regeneración de la bahía ya disuelta). Entonces, comienza el cruce de escritos entre ambas administraciones, y la celebración de numerosas reuniones de sus servicios jurídicos, para intentar alcanzar un punto de encuentro y regularizar una situación que no lo está desde el 1 de octubre de ese año. «Hasta 2012 no hubo problemas, Jaizkibia pagaba las tasas», indica Etxeberria, conocedora de los detalles jurídicos de una demanda, a la que el consejo de administración del Puerto dio vía libre en junio de 2016 si no se alcanzaba ningún acuerdo.

Según consta en la demanda, el primer desencuentro se produjo en verano de 2012. El Ayuntamiento solicitó una concesión para ocupar el edificio, y la Autoridad Portuaria le respondió que «resultaría mucho más operativo otorgar una «autorización temporal» que prevé la Ley de Puertos del Estado, en la que se establecen «las tasas a aplicar».

Ese mes de octubre, el Ayuntamiento comunica a la Autoridad Portuaria su intención de iniciar unas obras en Ciriza, pero el puerto le recuerda «la necesidad» de solicitar antes la mencionada «autorización temporal». En diciembre, la entonces alcaldesa del municipio, de EH Bildu, cursa la petición, pero a partir de ahí llega la desavenencia, ya que el Ayuntamiento no acepta el «pliego de condiciones» exigido por el puerto para concederle el uso, ya que en él aparecen las tasas.

Liquidaciones

Pasaia, no obstante, sigue utilizando el edificio para exposiciones, teatros o actividades de muchas asociaciones del municipio y de fuera de él. Y en febrero de 2014, según el escrito judicial, el Puerto pasa al Consistorio las «liquidaciones» por las tasas que debería haber pagado hasta entonces. Al no existir autorización para la ocupación de Ciriza, el puerto tiene que revocar esas liquidaciones y Pasaia se libra de pagarlas. Pero, unos meses más tarde, el organismo que gestiona los terrenos portuarios traslada al Ayuntamiento «un requerimiento de paralización de obras y cesación de ocupación sin título en el edificio Ciriza».

Pasa otro año. La actividad cultural continúa y el desacuerdo institucional persiste. La Autoridad Portuaria vuelve a enviar al consistorio el pliego de condiciones para conceder el título habilitante, pero la alcaldesa, en este caso la actual del PSE, tampoco lo acepta. El último intento del puerto fue el pasado mes de junio, cuando el director de la Autoridad Portuaria insiste a la alcaldesa de la exigencia de «aceptar las condiciones como paso previo al otorgamiento del título» para regularizar la situación. Esa «aceptación expresa, a día de hoy sigue sin producirse», se indica en la denuncia.

Los responsables de la Autoridad Portuaria esperan que «el Ayuntamiento haga una contraoferta» para aparcar la demanda y evitar «el desahucio» que la ley contempla «si no se pagan las tasas». Y el Ayuntamiento no «entiende por qué en Pasaia no es factible» una cesión gratuita de ese espacio, «que sería una ruina» si no se hubiera 'ocupado'.

Cronología

Escritos cruzados
15 de junio de 2012
El Ayuntamiento solicita la concesión para ocupar casa Ciriza.
14 de septiembre de 2012
La Autoridad Portuaria responde que, una vez extinguida el 31 de agosto de 2012 la concesión anterior a Jaizkibia, «resultaría mucho más operativo otorgar una autorización temporal» según la ley de Puertos del Estado, en la que se indican las tasas a aplicar.
23 de octubre de 2012
El Ayuntamiento remite la documentación para unas obras de remodelación en el edificio. Y tres días después, la Autoridad Portuaria incide en que para hacerlo debe formular expresamente la solicitud de autorización temporal de ocupación.
3 de diciembre de 2012
La alcaldesa pide autorización de uso del edificio.
7 de diciembre de 2012
La Autoridad Portuaria adjunta el pliego de condiciones para conceder la autorización. «No consta la aceptación».
24 de junio de 2014
El Ayunta traslada a laAutoridad Portuaria que ha recibido las liquidaciones para abonar las tasas, pero que como no se ha concedido la autorización, «no son válidas».
1 de julio de 2014
La Autoridad Portuaria revoca las liquidaciones emitidas.
9 de julio de 2014
El Puerto envía un requerimiento para paralizar las obras y cesar la ocupación sin título.
11 de noviembre de 2015
La Autoridad envía de nuevo el pliego de condiciones.
17 de junio de 2017
Último escrito al Ayuntamiento para pedirle que acepte las condiciones de la concesión.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos