«Son pueblos olvidados. Ya no se puede mirar hacia otro lado»

EFE BEIRUT.

La delegación guipuzcoana que ha viajado a Líbano para visitar a refugiados sirios y palestinos vuelve «impresionada» por lo que ha visto, explicó ayer antes de dejar el país el diputado de Cooperación, Denis Itxaso, para quien «ya no se puede mirar hacia otro lado» en lo que concierne a los migrantes. «La primera sensación que uno tiene es que los pueblos sirios y palestinos son unos parias de la tierra, que están olvidados».

Durante su estancia en Líbano, la delegación ha visitado la escuela que financian para niños sirios y palestinos cerca del campamento palestino de Burj Chemali, en la ciudad meridional de Tiro. En el centro escolar, donde trabajan con Solidaridad Internacional y The Popular Aid for Relief and Development, integraron a unos cien pequeños cuyas familias tienen dificultades económicas o de discapacidad.

Desde la Diputación foral esperan que el proyecto que están financiando pueda abrir cinco aulas más para que otro centenar de niños, que están en la lista de espera, formen parte de la iniciativa, conscientes de que el Líbano «hace un gran esfuerzo, a pesar de que es un país cuya estabilidad y equilibrio están cosidos con alfileres, hilvanados tras la fragmentación política, religiosa, social y de todo tipo».

Fotos

Vídeos