El profesor de judo acusado de estafar 240.000 euros niega que se apropiara del dinero

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA SAN SEBASTIÁN.

El profesor de judo acusado de estafar 240.000 euros a lo largo de siete años al club de Hondarribia en el que trabajaba no solo negó todas las imputaciones sino que sostuvo que todavía la entidad deportiva le adeuda 14.000 euros. «No me apropié de nada», afirmó el encausado en la vista que ayer se celebró en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa. El ministerio fiscal solicita para el acusado cinco años y medio de prisión.

Los hechos se remontan el periodo comprendido entre 2007 y 2013, en el que, según las acusaciones fiscal y particular que ejerce el club afectado, el investigado estuvo autorizado para manejar la cuenta bancaria de la entidad, de forma que disponía de los fondos del club y estaba al cargo de ingresos, gastos, cobros y pagos, debido a que tanto los socios como la junta directiva de la entidad tenían plena confianza en él. Las acusaciones indican que el profesor fue detrayendo y «haciendo suyas» distintas cantidades de la cuenta bancaria de la entidad para lo cual se valió de su situación y de la confianza que había sobre él.

En la vista, el acusado negó los hechos, aseguró que la tarjeta que empleó era para el pago de las actividades que el club organizaba, ya fueran encuentros deportivos, desplazamientos para competir y otros. Y dijo que esa tarjeta era suya y que los gastos los cargaba en su cuenta personal. Asimismo, señaló que posteriormente, el club le restituía el dinero adelantado ya fuera en efectivo o mediante talones. El acusado admitió asimismo que cobrada su salario en pagos fraccionados a través de cheques.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos