Una prisión del siglo XXI con cinco veces más de capacidad

Fotomontajes de un porche y el patio de la cárcel de Zubieta./
Fotomontajes de un porche y el patio de la cárcel de Zubieta.

El proyecto elaborado para la cárcel de Zubieta, con un coste de más de 90 millones, contempla 588 celdas y módulos diferenciados

A. C.SAN SEBASTIÁN.

Es el último proyecto constructivo conocido sobre el futuro Centro Penitenciario Norte III -nombre oficial de la cárcel de Zubieta-. Un espacio del «siglo XXI», según distinguió ayer el propio ministro Juan Ignacio Zoido en comparación con Martutene, que contempla quintuplicar la capacidad actual de la prisión donostiarra, permitir la separación de los reclusos por módulos según sus delitos o características, o favorecer el uso individual de las 508 celdas generales y las 80 complementarias de que dispondrá el penal.

El diseño fue redactado a principios de 2016, aunque no se conoció hasta meses después. Y es resultado del redimensionamiento que sufrió la cárcel inicial que se proyectaba. Y no hay noticias, de momento, de que el futuro centro vaya a sufrir modificaciones importantes respecto a este último proyecto. Según la información obtenida por este periódico hace un año, la cárcel dispondrá de un total de 588 celdas, que podrían llegar a albergar, si fuera preciso, hasta 1.100 reclusos. Se trata de cinco veces más que los 118 habitáculos en los que cumplen pena unos 300 reclusos actualmente.

La cifra

508 celdas generales,
cuatro destinadas a personas de movilidad reducida. Otras 80 para régimen cerrado, enfermería, ingresos o tránsitos. Contará con instalaciones deportivas y culturales.

Del total de celdas, 508 serán de uso general, en principio individuales aunque podrían acoger a dos internos, y cuatro estarán adaptadas para personas con movilidad reducida. A ellas, hay que sumar otras 80 distribuidas entre el módulo de régimen cerrado (24), de enfermería (32) y de ingresos, salidas y tránsitos (24).

Otras de las potencialidades de esta nueva cárcel será la posibilidad de distribuir en seis módulos residenciales a los reclusos y tener la opción de separarlos en función de los delitos cometidos o de sus características (reincidentes, jóvenes, mayores...), uno de los déficit de la actual prisión.

Zubieta contará además con instalaciones deportivas y culturales modernas para realizar talleres, cocina, lavandería, espacio para comunicaciones (visitas) o puestos de control. Pero no habrá elementos «superfluos o suntuosos», recalcó en su día el antecesor de Zoido, Jorge Fernández Díaz. El espacio interior permitirá crear una calle central con dos plataformas horizontales para el tránsito peatonal junto a zonas ajardinadas con pendientes, conectadas con otras calles de menor dimensión que dan acceso a los módulos y los edificios principales.

El centro penitenciario, aún sin fecha de inicio para su construcción ni de final, se elevará sobre una parcela de 28 hectáreas en la loma de Ezkuzaitzeta y ocupará una superficie de 55.392 metros cuadrados. El coste previsto inicialmente es de 91,4 millones de euros, que corre a cargo de Interior. Pero tanto la inversión como el proyecto final deben ser ratificados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos