Primeros días casi primaverales y a partir del viernes, «otoño-invierno»

El Peine del Viento empezó a acoger visitantes ayer, día soleado y de temperaturas suaves. / MICHELENA

El Departamento de Seguridad prolonga hasta mañana a las 10.00 horas el aviso amarillo por temperaturas mínimas y heladas en el interior de Euskadi

A. CHICOSAN SEBASTIÁN.

«Hay que aprovechar la primera mitad del puente, porque luego llega la lluvia y ya no observo jornada que no tenga algo de precipitación». El pronóstico del jefe de Estudios y Desarrollo de Aemet, Iñigo Caballero, habla de un miércoles y jueves más o menos soleado, con temperaturas templadas y ambiente «otoñal o primaveral» que invita a hacer planes al aire libre. Pero advierte también de que mañana por la tarde la cosa empieza a cambiar y aparecen las lluvias y el descenso de temperaturas, «un ambiente más de otoño o de invierno», aunque sin las mínimas heladoras de los últimos días y con nieve solo en las cumbres más altas.

Tras el reciente temporal que ha estrenado la temporada invernal y que ha puesto a prueba la capacidad de reacción de los planes de vialidad invernal, el puente más largo del año, y el último, trae a Gipuzkoa un tiempo variable apto para gafas de sol, paraguas y visitantes sin miedo a las adversidades.

El meteorólogo de la Agencia Estatal, Aemet, da «buen tiempo» hasta el jueves. «Soplará viento del suroeste y las temperaturas serán plácidas, aunque puede haber bancos de niebla persistentes». Hoy y mañana son los mejores días de un puente que empezará a torcerse, en lo meteorológico, con la llegada mañana al «atardecer» de un «frente de eje atlántico» que entra por Bizkaia y que provocará un aumento de la nubosidad, que tendrá su reflejo más evidente al día siguiente.

El viernes, festividad de la Inmaculada, habrá que abrir los paraguas o enfundarse los chubasqueros. «Será un día lluvioso, con viento del noreste de moderado a fuerte» y bajada de temperaturas». Caballero advierte de que la cota de nieve volverá a descender hasta los 600 o 700 metros, pero «será un episodio de nieve breve», desde la tarde del viernes al mediodía del sábado, por lo que no se esperan nevadas como las registradas el pasado fin de semana. «Solo nevará por encima de esa cota, no en los valles».

Menos oscilación térmica

Ese segundo día festivo será el más frío del puente, «aunque desaparece la oscilación térmica diurna», explica el meteorólogo. Es decir, ya no existirá el contraste entre las máximas que estos últimos días se han elevado hasta 10-11 grados y las mínimas de hasta -1 o 0 grados. «Como el cielo estará cubierto», el termómetro no bajará de los 4. Para ese viernes pronostica «precipitaciones, puede que acompañadas de tormentas, durante todo el día».

El sábado «puede ser engañoso», alerta sin embargo. Uno de esos días en que sales de casa viendo el sol y sin paraguas, y a la vuelta de la esquina cae un chaparrón «y te cala». «Habrá chubascos intensos, viento del noreste, y en cuanto a fenómenos costeros, mar de fondo y olas de 3 o 4 metros», pero sin mayor riesgo, «porque estamos en luna menguante». El domingo «no hará tan malo», aunque seguirá inestable. «No veo cerca otro día sin algo de precipitación».

Aviso amarillo por heladas hasta mañana

El Departamento de Seguridad prolonga el hasta el jueves a las 10.00 horas el aviso amarillo por temperaturas mínimas y heladas en el interior de Euskadi activado desde la madrugada del pasado lunes. Se esperan heladas débiles especialmente en Álava, según ha informado el Departamento en un comunicado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos