«El 4,5% de la población ha tenido alguna vez intención intensa de quitarse la vida»

Andrea Gabilondo, ayer en el Palacio Miramar./U. I.
Andrea Gabilondo, ayer en el Palacio Miramar. / U. I.

Andrea Gabilondo coordina el programa de prevención de conducta suicida de Osakidetza que aboga por una mejora de la atención primaria

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

Una de las imágenes que mejor representa la realidad del suicidio es un iceberg. La parte visible, a pesar de su gravedad porque es un acontecimiento irreversible y muy dramático, esconde debajo una masa mucho mayor, en este caso la conducta suicida. El símil sirve a Andrea Gabilondo, psiquiatra de la Red de Salud Mental y coordinadora del programa piloto de prevención de conducta suicida de Osakidetza, para explicar la verdadera dimensión de un problema que, según los últimos datos publicados por el Eustat, provocó en 2015 en Euskadi 167 muertes, de las que 52 fueron en Gipuzkoa. Se estima que los intentos de suicidio son veinte veces más. «El 4,5% de la población española ha presentado en algún momento intenciones intensas» de acabar con su vida, añade la psiquiatra.

Ante esta situación, Osakidetza puso en marcha la prueba piloto que coordina Gabilondo y que ayer presentó dentro del curso de verano de la UPV 'Prevención, intervención y postvención en la conducta suicida: una tarea comunitaria'. Hay que tener presente que es la principal causa de muerte externa y desde 2006 supera a las provocadas en accidentes, que están descendiendo «seguramente, entre otros factores, porque el esfuerzo como sociedad que estamos haciendo para reducir las tasas de suicidio se ha quedado muy por detrás de las medidas para reducir los accidentes de tráfico».

Enfermedad psiquiátrica

Gabilondo repite como un mantra la palabra prevención porque quiere enviar el mensaje de que el suicidio se puede prevenir y que está en manos de todos hacer lo posible por evitarlos, teniendo en cuenta que el 60% de los casos tienen un origen en enfermedades psiquiátricas. El equipo que trabaja en el plan de prevención está elaborando un mapa de las zonas con suicidios consumados en Gipuzkoa en los últimos diez años- tienen detectados 639 casos-, para ver si en algunas zonas hay mayor incidencia.

Osakidetza, siguiendo una corriente que comenzó a implantarse en distintos estamentos sociales y políticos para tomar medidas para paliar las conductas suicidas, en 2010 se planteó una estrategia donde se identifica como objetivo la reducción de las tasas de suicidio. Tres años después, dentro del último plan de salud vigente hasta 2020, ya se fijaron unos objetivos más concretos, bajar las tasas en un 10% en los hombres, un 5% en las mujeres y un 20% en los jóvenes. Por cada mujer que se quitó la vida en 2015, hicieron lo mismo tres hombres, aunque los intentos son más entre las primeras. De las 167 muertes registradas, un tercio se produjeron en Gipuzkoa. La mayor parte de los suicidas tienen entre 40 y 49 años, aunque si se siguen las tablas de población, el mayor porcentaje se da entre mujeres de más de 65 años y en el caso de los hombres a partir de los 70.

«Es muy difícil llegar a saber a través de urgencias cuántos intentos se han producido»

El plan de prevención hace especial incidencia en la atención primaria, en concreto en los casos de depresión, «porque se ha reconocido como una de las intervenciones más eficaces para prevenir el suicidio», y en la necesidad de hacer un seguimiento generalizado después de los intentos de suicidio.

En Gipuzkoa desde 2013, y dentro de ese plan, se está trabajando en los ámbitos comunitario, sanitario y de formación y también, que es el apartado más significativo, en un enfoque poblacional porque «se pretende llegar a reducir el riesgo medio de una población haciendo cambios en el entorno y trabajando tanto a nivel sanitario como fuera de él». Para ello, en una primera intervención se centraron en Bajo Deba, Goierri y Alto Urola, con un una población global de 160.000 personas. «Al ver que los datos eran satisfactorios y que era razonable y viable trabajar en comunidad, se extendió el plan al Alto Deba y ahora se está intentado llegar a Tolosaldea».

Primeros auxilios

Entre las acciones que se han realizado se encuentran la formación de profesionales sanitarios, con talleres de primeros auxilios psicológicos -«que puedan identificar una situación de riesgo porque muchas personas con conductas suicidas no tienen un seguimiento»-, y la sensibilización de la ciudadanía -«muchos no se tratan porque piensan que pueden quedar estigmatizados o por falta de información»- y de los medios de comunicación para reducir barreras. La última intervención es en el ámbito sanitario -«porque hay centros hospitalarios donde no existe un servicio de urgencias psiquiátricas»-, con una especial incidencia en la mejora de la atención a las personas que acuden tras una tentativa de quitarse la vida. «La cuantificación de los intentos de suicidio se realiza muy mal. Es muy difícil llegar a saber a través de urgencias cuántos intentos se han producido. Mejorando esto también podremos tener un perfil más definido para seguir estudiando». Por eso se está aplicando un seguimiento telefónico con cinco llamadas a lo largo de los seis meses posteriores al intento de suicidio. De las 102 tentativas que tienen consignadas en el Goierri y Alto Deba, 15 personas han reincidido. El 91% ha sido visitado después en el centro sanitario tras el alta. «Son cifras que valoramos como positivas porque la literatura nos dice que casi la mitad de las personas que han intentado suicidarse luego no acuden al centro de salud». El 10% de los pacientes hace un reintento al cabo de un año, frente al 28% de las estadísticas. «No es un estudio riguroso porque no tenemos datos comparativos previos, pero la información que vamos recogiendo nos permite ser algo optimistas».

Las cifras

102
tentativas
102
de suicidio ha detectado el plan de prevención en el Goierri y Alto Deba, de las que hubo 15 reincidencias.
10
por ciento
10
de pacientes a los que han realizado un seguimiento ha vuelto a intentarlo al año, cuando la estadística es del 28%.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos