El Paseo Nuevo permanecerá cerrado hasta el sábado por la mañana

Una gran ola rompe en el Paseo Nuevo de San Sebastián / MICHELENA

Elevan a naranja el aviso en la costa de Gipuzkoa al esperarse este viernes olas de hasta 7 metros

SONIA ARRIETASAN SEBASTIÁN

Donostia esperaba para este viernes la llegada de un mar embravecido y, cumpliendo los pronósticos, el Cantábrico ha traído consigo fuertes olas y precipitaciones que han ido en aumento según pasaban las horas. Las olas han vuelto a dejar imágenes espectaculares en el centro de San Sebastián: saltaban sobre el Paseo Nuevo -cortado a tráfico y peatones- y azotaban el puente del Kursaal. Sobre las cinco de la tarde, entraban tormentas desde el mar y en Donostia se han dejado notar en forma de un gran chubasco y granizo, según ha informado Euskalmet.

Ante esta previsión,el Ayuntamiento de San Sebastián ha cerrado el Paseo Nuevo, el Espigón de Zurriola y el Peine del Viento debido al riesgo marítimo costero. Por otra parte, como medida preventiva, unos operarios han colocado este mediodía tablas para proteger los ventanales del club donostiarra Eguzki.

El Paseo Nuevo permanecerá cerrado al paso de vehículos y peatones al menos hasta las nueve de la mañana del sábado, han informado fuentes del consistorio donostiarra. Pasado ese momento se procederá a la reapertura de este paseo que rodea el Monte Urgull y discurre paralelo al mar solo a los peatones, ya que continuará prohibida la circulación de vehículos.

El departamento de Protección Civil ha pedido a la ciudadanía que actúe por precaución, no acceda a las zonas expuestas al oleaje y respete la señalética que se ponga de manera provisional.

Por otra parte, la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco mantiene activo, hasta el domingo, el aviso amarillo por nieve ante la previsión de que se produzcan nevadas a una cota que podría alcanzar los 700 metros.

Nieve, granizo y lluvia

Para la jornada del sábado, el aviso por nieve en el interior se prolongará a lo largo de toda la jornada. La cota de nieve se situará en torno a los 800 o 900 metros, si bien en las horas centrales subirá a 900-1.000 metros y por la tarde-noche podría ocasionalmente bajar a 700 metros.

Están previstos chubascos débiles, localmente moderados, más abundantes y frecuentes en la vertiente cantábrica, y se alcanzará espesores de nieve de entre 5 y 15 centímetros a 1.000 metros.

El domingo, únicamente estará activo el aviso amarillo por nieve en el interior hasta las nueve de la mañana, con una cota de 800 metros y hasta 2 centímetros de espesor a 1.000 metros. Se prevén, de madrugada y primeras horas, precipitaciones débiles en la vertiente cantábrica, especialmente en el oeste.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos