Piden cinco años para un joven del Bidasoa por abusar de su sobrina cuando le leía cuentos

Audiencia de Gipuzkoa/
Audiencia de Gipuzkoa

Los hechos se prolongaron desde que la niña tenía cuatro años hasta que alcanzó los seis

JAVIER PEÑALBASan Sebastián

La Fiscalía de Gipuzkoa solicita cinco años y tres meses de prisión para un joven acusado de abusar de una sobrina suya a la que besaba en la boca cuando le leía cuentos antes de que se durmiera. El ministerio fiscal le imputa al acusado un «delito continuado de abuso sexual cometido a menor de dieciséis años».

Los hechos se juzgarán el próximo mes de enero en la Sección Tercera de la Audiencia guipuzcoana. Con este caso, esta sala estrena una nueva andadura, después de que el Consejo General del Poder judicial reordenase dicho órgano. Desde octubre del pasado año, la Audiencia cuenta con dos secciones especializadas en penal, en lugar de una como hasta ahora. De esta forma, las salas Primera y Tercera se ocuparán de esta jurisdicción, en tanto que la Segunda seguirá especializada en civil.

Los presuntos abusos se remontan a noviembre de 2010. El acusado, de 25 años de edad, convivía con su sobrina de manera intermitente en el domicilio de sus padres, en una localidad de la comarca del Bidasoa. El texto de la Fiscalía Provincial detalla que los encuentros entre la víctima y el supuesto abusador se producían cuando a la pequeña, que en la actualidad tiene 7 años de edad, le correspondía quedarse bajo la guarda y custodia de su madre, que mantiene dicho régimen compartido con el que fuera su pareja y progenitor de la menor.

El escrito de acusación del ministerio público indica que desde que la niña tenía cuatro años hasta que alcanzó los seis, el acusado, «para satisfacer su apetito sexual», le daba a la sobrina besos en la boca e incluso le introducía la lengua.

La acusación precisa que el procesado aprovechaba los momentos en los que le leía cuentos por la noche antes de dormir para cometer los delitos.

También piden que se le imponga una medida de libertad vigilada por un tiempo de nueve años

La Fiscalía sostiene que este comportamiento se mantuvo hasta noviembre del pasado año, de forma que se prolongó aproximadamente durante dos años.

Tras la denuncia que se interpuso en el Juzgado de Instrucción número 5 de Irun, la autoridad judicial dictó un auto de medidas cautelares, según las cuales el acusado no podía acercarse a menos de doscientos metros de la menor. De esta manera, se le impedía acudir al domicilio de la niña, así como al centro donde cursaba los estudios y otros lugares que la menor podría frecuentar. De igual forma, se le prohibió comunicarse con ella por cualquier medio.

El ministerio fiscal imputa al acusado un delito continuado de abuso sexual y, además de solicitar los 5 años y 3 meses de privación de libertad, reclama una medida de alejamiento durante un periodo de quince años y seis meses. En este tiempo, el acusado tampoco podrá establecer contacto escrito o verbal con la niña.

Sin presencia del público

Asimismo, pide que se le imponga una medida de libertad vigilada por un tiempo de nueve años. Durante este periodo deberá presentarse periódicamente en el lugar que el juez o el tribunal lo determine. Asimismo, en esta fase estará obligado a comunicar cada cambio de lugar de residencia o puesto de trabajo que realice .

Por la vía de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el acusado indemnice a la niña con 5.000 euros en concepto de «daño moral» causado por su comportamiento.

La Fiscalía de Gipuzkoa le imputa un delito continuado de abuso sexual

De cara a la celebración del juicio, la Fiscalía solicita que se adopten medidas para evitar el contacto visual entre la víctima y el acusado. En este sentido, casi con total seguridad, la menor prestará declaración fuera de la sala de vistas, en otra dependencia anexa de la Audiencia mediante el empleo de sistemas de videoconferencia, al igual que se hace en otros casos de naturaleza similar.

También reclama el fiscal que dicha «exploración» -término que se utiliza en la jurisdicción de menores para referirse al interrogatorio- se lleve a cabo sin que en la sala de vistas esté presente el público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos