Piden 8 años para un hombre por un intento de homicidio en San Sebastián

El acusado pretendió primero agredir a la víctima con un rodillo de cocina y luego trató de clavarle un cuchillo en el corazón

J. PEÑALBASAN SEBASTIÁN

La Fiscalía de Gipuzkoa solicita penas que suman ocho años y nueve meses de prisión para un varón, al que imputa un delito de homicidio en grado de tentativa. El acusado trató de asestar a a un conocido una cuchillada en el estómago y el corazón, si bien no alcanzó su objetivo, ya que pudo sujetarle del brazo. El investigado amenazó también con golpearle con un rodillo de cocina.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las nueve de la noche del 19 de marzo de 2015. El acusado, que residía en una vivienda anexa en calidad de inquilino, accedió a la cocina de una villa en la que estaban presentes la propietaria del inmueble así como otras dos personas. Según el escrito de conclusiones provisionales elaborado por la Fiscalía Provincial de Gipuzkoa, el acusado, «con el propósito de acabar con la vida de uno de ellos y «atemorizar a los presentes», les manifestó «que les iba a poner las pilas a todos».

Ante la agresividad que mostraba, la víctima intentó que el acusado primero se calmase y seguido que depusiese su actitud. Sin embargo no consiguió su objetivo, de forma que el inculpado se encaminó hacia él portando un rodillo de cocina de treinta centímetros de longitud, a la vez que escondía un cuchillo de unos veinte centímetros de hoja entre la manga de su ropa.

El escrito redactado por la acusación pública detalla que el procesado esgrimió el rodillo hacia la víctima mientras le decía que le iba a «partir la cabeza». Seguidamente, le lanzó dos acometidas que la otra persona logró neutralizar. En el transcurso del altercado, el rodillo terminó por los suelos, momento en el que el acusado echó mano al cuchillo que llevaba escondido. Seguidamente, el inculpado blandió el arma a la vez que decía «te voy a pinchar en ocho sitios para que te desangres», según indica el texto fiscal.

Al corazón

El acusado, «con ánimo de acabar con la vida» de la víctima, sostiene la Fiscalía, dirigió el cuchillo hacia el cuello de su oponente y seguidamente intentó clavárselo en el estómago y en el corazón. El hombre, no obstante, logró agarrar al acusado de la muñeca, lo que le permitió inmovilizarle y consiguió que soltara el arma.

El juicio se celebrará la semana próxima en la Audiencia Provincial de Gipuzkoa

La víctima logró sujetar al agresor y solo sufrió una lesión en una de sus manos

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió una herida de 3,5 centímetros en la zona interdigital de su mano izquierda que requirió cinco puntos de sutura.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa y de dos de amenazas. Por el primero de ellos reclama para el acusado una penas de siete años y tres meses de prisión, en tanto que por los dos de amenazas demanda un año y seis meses.

Además, el ministerio público pide que el acusado indemnice a la víctima con 300 euros por los diez días que tardó en curarse de la lesión que sufrió y con otros 1.480 por la secuela que le ha quedado, una cicatriz de dos centímetros.

Este caso será juzgado este mes en la Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa. La vista está señalada inicialmente para el miércoles de la semana que viene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos