Piden 5 años para un hombre que acuchilló a otro en la puerta de una discoteca en Eibar

El herido sufrió una lesión en el abdomen del que le sobresalía parte de los intestinos delgado y grueso

J. P. SAN SEBASTIÁN.

Intentó calmar los ánimos mientras discutían a las puertas de una discoteca en Eibar. Su mediación solo le sirvió para llevarse una grave cuchillada en el abdomen. Tras al agresión, la víctima quedó con parte de los intestinos fuera y la rápida intervención de los servicios sanitarios impidió males mayores. El autor del ataque, de origen africano, será juzgado este mes en Donostia. La Fiscalía le imputa un delito de «lesiones agravadas con utilización de arma o instrumento peligroso y alevosía», por el que reclama cinco años de prisión.

Los hechos tuvieron lugar sobre las ocho de la mañana del 18 de diciembre del pasado año, a las puertas de la discoteca Punto y Aparte, situada en el número 1 de la calle Elegía. Según el escrito de conclusiones provisionales elaborado por el ministerio fiscal, el acusado, de 40 años, se hallaba en el interior del establecimiento en compañía de la víctima cuando el personal de seguridad tomó la decisión de expulsarlo «por haber estado incomodando a otros clientes».

Tras su salida, el individuo intentó acceder nuevamente al local y a las puertas del negocio mantuvo un enfrentamiento con los porteros. Estos le reiteraron que no le iban a permitir el acceso, lo que motivó que incluso forcejeara con ellos.

La víctima trató de mediar entre el atacante y los porteros que le habían expulsado

En aquellos instantes, la persona que le acompañaba trató de mediar en el altercado y poner fin a la situación. De esta forma, se aproximó para tratar de tranquilizarlo. En aquel momento, sin embargo, el acusado extrajo una arma blanca de diez centímetros de hoja que llevaba escondida en uno de los bolsillos. El ministerio público sostiene que el acusado, «de forma repentina, con la clara intención de menoscabar la integridad física» de la víctima, «sujetó la navaja con su mano y se la clavó en el abdomen por debajo del ombligo».

La víctima sufrió un corte profundo en el bajo vientre del que sobresalía parte del intestino delgado, que resultó perforado, así como el músculo del recto.

Las lesiones que la víctima sufrió requirieron para su curación 45 días, de los que 8 permaneció en estado grave. La Fiscalía imputa al acusado un delito de lesiones por el que reclama los cinco años de prisión. El ministerio público solicita que, en caso de que el acusado esté en situación irregular, la pena privativa de libertad sea sustituida por la expulsión del país y prohibición de entrada en España durante un periodo de nueve años.

Además, el fiscal pide que el inculpado indemnice al joven herido con 4.024 euros por las lesiones sufridas y con otros 3.700 por las secuelas. También demanda medidas de alejamiento.

Fotos

Vídeos