Piden 4 años por estafar 29.500 euros a su novia en Gipuzkoa

Los hechos ocurrieron en 2010, cuando la afectada colocó al acusado como contable del comercio que poseía

DV SAN SEBASTIÁN.

La Fiscalía de Gipuzkoa pide cuatro años de cárcel para un hombre acusado de estafar 29.500 euros a su pareja sentimental, después de que ésta lo colocara como responsable de contabilidad del comercio que poseía y lo presentara como su nuevo asesor en la sucursal bancaria con la que trabajaba.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público los hechos, que serán juzgados próximamente en San Sebastián, se remontan al año 2010, cuando la mujer decidió situar al encausado al frente de la contabilidad de su negocio «como consecuencia de la confianza inherente a la relación sentimental que mantenían», informa EFE.

En ese mismo contexto, la afectada presentó al hombre en la entidad bancaria en la que tenía sus cuentas como un «nuevo asesor» que iba a ayudarle en la gestión de su comercio. De esta manera, «desde noviembre de 2010 hasta febrero de 2012», el inculpado presuntamente «devolvió numerosos recibos» destinados al pago de proveedores, «prevaliéndose de que en la sucursal consideraban que era la persona de confianza» de la perjudicada, quien pensaba que los pagos sí se había realizado.

Posteriormente, «con la intención de obtener un beneficio patrimonial ilícito», el procesado realizaba reintegros de la cuenta bancaria, utilizando la tarjeta de su novia «sin el consentimiento» de ésta, por un importe total de 29.500 euros. Para ello, «se valía del conocimiento de la clave de la tarjeta, que había descubierto y memorizado en las numerosas ocasiones en las que la afectada la había utilizado en su presencia».

La presunta actuación delictiva del encausado quedaba «enmascarada» de esta manera «por el importe de los recibos» a proveedores que habían sido devueltos por él mismo. La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa, por el que reclama cuatro años de prisión para el procesado y que éste compense con 29.500 euros más los intereses correspondientes a su excompañera.

La Audiencia Provincial juzgará también próximamente a un hombre y a una mujer acusados de prestar sus cuentas para una estafa bancaria a través de internet, que supuso unas pérdidas de 8.802 euros a una entidad guipuzcoana y por la que se enfrentan a sendas peticiones de dos años y medio, y tres años de cárcel respectivamente. El Ministerio Público considera que los hechos son constitutivos de sendos delitos de receptación en su modalidad de blanqueo de capitales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos