EGK pide que cualquier tipo de ataque sea violencia de género

E. P. SAN SEBASTIÁN.

El Consejo de la Juventud de Euskadi (EGK) mostró ayer su solidaridad con la mujer que presuntamente fue objeto de una agresión sexual ocurrida en la madrugada del pasado viernes en Eibar, y exigió que «todos los ataques contra el bienestar» de las mujeres sean reconocidos como violencia de género, porque «hay situaciones que la Ley 1/2004 no entiende como violencia de género».

En un comunicado, EGK expresó su solidaridad con la mujer agredida, a la vez que aplaudió su «valentía para realizar la denuncia». Según recordaron, «hay situaciones que la Ley 1/2004 no entiende como violencia de género», por lo que reivindicaron que «todos los ataques al bienestar de las mujeres, por el motivo que sea, son violencia de género y deben estar reconocidos como tal». Asimismo, el Consejo consideró «inadmisible la violencia machista que aún tiene lugar de forma tan grave y dura en la juventud», y recordó que «actuar contra ella es responsabilidad de toda la sociedad».

Tras afirmar que la «violencia machista es una de las dificultades para construir una sociedad basada en la igualdad», advirtió de que «esta violencia la pueden vivir personas de todo tipo de edad y condición, lamentablemente, también las personas jóvenes».

«No siempre son jóvenes los agresores y las víctimas, pero sí que es cierto que aún hoy hay mujeres jóvenes que se enfrentan a situaciones de violencia, al igual que hay hombres jóvenes entre los agresores», constataron. Mediante la denuncia del último caso de Eibar, el Consejo de la Juventud denunció «el machismo que aún hay en la sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos