«Pese a seguir los plásticos negros, cada vez tenemos más apoyos»

Jaizkibel cumplió veinte años desfilando. / DE LA HERA

La capitana de Jaizkibel, Oihana Etxebarrieta, insta a las instituciones a que activen el diálogo entre las distintas partes en su apuesta por llegar a una «fiesta paritaria»

ELENA VIÑASHONDARRIBIA.

La compañía Jaizkibel no ocultaba su satisfacción por haber podido llevar a cabo el desfile de su vigésimo aniversario con «normalidad», como manifestó su capitana Ohiana Etxebarrieta, parlamentaria de EH Bildu, al término del mismo. Aunque lamentó que en la calle Mayor se siguieran mostrando los plásticos negros, valoró positivamente el hecho de que «cada vez tenemos más apoyos».

«La Ertzaintza ha estado al principio y al final de la calle Mayor. Nosotros habíamos pedido que estuviera durante todo el recorrido por miedo a lo que pudiera suceder. Por ese motivo, hemos decidido quitar a los niños que participan en la compañía al principio, para que se unieran pasada Biteri», señaló.

Etxebarrieta declaró que, aunque los plásticos negros no les permiten vivir la fiesta «en total normalidad», se están dando pasos, «cada vez más grandes». En ese sentido, celebró que «cada vez hay más personas e instituciones que nos apoyan, que vienen a aplaudirnos y animarnos; y también son cada vez más los jóvenes que participan en la compañía». La suya era una opinión compartida por la cantinera Amets Mariskal, quien confesaba haberse emocionado a su paso por la calle Mayor «al ver mucha gente aplaudiendo».

Para finalizar, la capitana de Jaizkibel instó al Ayuntamiento de Hondarribia, a la Diputación Foral de Gipuzkoa y al Gobierno Vasco a que actúen «en la medida de lo posible» para activar el diálogo entre las diferentes partes. «Jaizkibel siempre ha dicho que está dispuesta a unirse a ese diálogo. Lo necesitamos», subrayó, al tiempo que manifestó su deseo de seguir adelante hasta lograr una «fiesta paritaria».

En similares términos se expresó la directora de Emakunde, Izaskun Landaia, quien presenció el desfile y aseguró que el diálogo es el camino que permitirá avanzar hacia una «participación igualitaria de las mujeres y los hombres» en las fiestas de la localidad, que «deben adecuar sus tradiciones» a los «nuevos tiempos». En esta apuesta, solicitó a las formaciones políticas con representación municipal en el Ayuntamiento que trabajen «conjuntamente» para hacer posible dicho diálogo.

La compañía Jaizkibel también contó con el apoyo de la adjunta al Ararteko, Julia Hernández, dispuesta a «garantizar el derecho a la igualdad y a participar en las fiestas de la forma que cada uno quiera». Según explicó, desde el Ararteko han trabajado en la creación de «espacios de encuentro», porque es la «única» forma de poder evitar que se produzcan reacciones «tan viscerales». En la puesta en marcha de esos espacios, indicó que no sólo son importantes las instituciones, sino también la propia sociedad civil. «Es importante que los grupos que tiene distintas formas de ver el Alarde se encuentren», aseveró.

Entre los políticos que aplaudieron el desfile de Jaizkibel se hallaban el primer teniente de diputado general, Denis Itxaso, y la portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte. Ésta lamentó que el alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu; el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano; y el lehendakari, Iñigo Urkullu, no estuvieran al paso de esta compañía «presenciando lo que ocurre», para que sintieran «la tensión que se vive». Eukene Arana, de Podemos Euskadi, exigió «contundencia» para que cese «de una vez por todas» la discriminación que sufren las mujeres en las fiestas populares.

Fotos

Vídeos