Un día para pensar en azul

El paseo Eduardo Chillida se inundó de camisetas azules, el color relacionado con el autismo./FOTOS JOSÉ IGNACIO UNANUE
El paseo Eduardo Chillida se inundó de camisetas azules, el color relacionado con el autismo. / FOTOS JOSÉ IGNACIO UNANUE

Gautena celebró su quinta marcha por el autismo y recordó sus cuarenta años como asociación

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

Gautena, la asociación guipuzcoana de familiares de personas con trastornos del espectro autista, cumple cuarenta años y así se recordó en la marcha solidaria por el autismo que ayer partió del Peine del Viento y concluyó en Alderdi Eder, en Donostia. María José Isturiz, Juan Félix Palacios y José Antonio Zubia, su primer presidente, fueron sus impulsores y, a modo de reconocimiento por su labor, los dos primeros abrieron la marcha e Isturiz fue la encargada de cortar la cinta antes de la partida.

Ambos rememoraban ayer cómo tuvieron que invertir grandes dosis de esfuerzo en sacar adelante una asociación que congregara a personas en una situación similar, hijos con trastornos del espectro autista, entonces diagnosticados simplemente como autistas. «El autismo no se conocía y diagnosticarlo era muy complicado», comentaban. En Madrid y Barcelona ya existían asociaciones similares, lo mismo que en Londres. Fueron sus tres referencias a la hora de poner en marcha Gautena. Palacios recordaba que «fue Zubia el que más tiró del carro». Estos impulsores guipuzcoanos no quieren olvidarse del apoyo que recibieron por parte de la gestora municipal, porque en 1978 todavía no se habían constituido los ayuntamientos democráticos. «Ramón Jáuregui, que estaba al frente de la gestora, se portó con nosotros de cine. Nunca nos cansamos de decirlo. Nos cedió Azkarate Enea, donde continúa nuestra sede central».

Eran momentos en los que la palabra autista no sonaba a casi nadie, hasta el punto que muchas facturas y cartas llegaban al nombre de 'asociación de niños artistas'. Fueron muchos viajes a Madrid, «donde estaban los servicios destinados a las minusvalías, hasta que el Gobierno Vasco y la Diputación de Gipuzkoa recibieron las transferencias y ya comenzaron a darnos subvenciones». Entonces pudieron ir a Estados Unidos, ver cómo se gestionaba ahí el tema y conocer el trabajo del especialista Joaquín Fuentes a quien ficharon y que ayer era un participante más en la marcha.

Palacios reconocía ayer sentirse muy emocionado ante la marea azul que se concentró junto al Peine del Viento. «Al principio éramos una docena de matrimonios atribulados y desconcertados y ahora mira, contamos con unos doscientos profesionales para atender a unas 700 familias. Nuestro cometido ha sido conseguir los medios para que nuestros hijos puedan tener un desarrollo integral», comentaba Palacios.

Dar visibilidad

Esa labor de la que hablaba uno de los fundadores sigue siendo el estandarte de Gautena, como lo explicaban Paula García Segura y Edurne Zudaire Domingo, dos madres de la asociación, impulsoras de la marcha anual a favor del autismo. Fue en 2014 cuando decidieron que «teníamos que hacer algo para que se nos viera».

Al principio pensaron en una carrera «pero no íbamos a poner a nuestros niños a correr porque muchos no pueden» y por eso optaron por una marcha que ya desde el primer año «funcionó». Se ha celebrado en dos ocasiones en Donostia, una en Zumarraga y otra en Zarautz. En la quinta convocatoria, la de ayer, el encuentro volvió a ser en la capital guipuzcoana.

Varios cientos de personas -familiares, amigos, profesionales y personas que quisieron apoyarles- constituyeron una marea azul, el color vinculado al autismo, con el objetivo de «darnos visibilidad, de concienciar a la población de que necesitamos su solidaridad. Queremos hacer ver a la sociedad que aunque nuestros hijos entiendan el mundo de otra manera tienen los mismos derechos que el resto». También buscan que sea «un día donde todos pensemos en azul porque así se podrá conocer a las personas con trastornos en el espectro autista y entenderlos, que no resulta tan difícil».

El paseo solidario, que estuvo animado en todo momento por una txaranga, concluyó en Alderdi Eder donde se leyó un comunicado y hubo pinchos y bebidas para los participantes.

A la marcha se sumaron representantes institucionales como el delegado territorial del Departamento vasco de Salud en Gipuzkoa, Jon Etxeberria; la concejala delegada de Acción Social del Ayuntamiento de Donostia, Aitziber San Román y la diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, que ayer quiso reconocer «el trabajo que realizan estos colectivos. Participar en esta marea azul es una de esas ocasiones que resultan bonitas, da gusto venir. Nosotros mantenemos una colaboración muy estrecha con Gautena y vamos a seguir apoyándoles».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos