El paro del transporte no genera incidencias en Gipuzkoa pese al 60% de seguimiento

Camiones llegan a Behobia desde la N-121-A sin colapsos./MIKEL FRAILE
Camiones llegan a Behobia desde la N-121-A sin colapsos. / MIKEL FRAILE

La cifra del Comité Nacional contrasta con la «normalidad» apreciada por la Diputación. La movilización no causó problemas de suministro ni afecciones en el tráfico en la primera de sus cuatro jornadas convocadas desde Madrid

GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Está siendo un paro atípico el de los transportistas. Inusual por fechas, aún con la actividad económica despertando de las vacaciones; extraño por la convocatoria, para Gipuzkoa pero sin los guipuzcoanos; y peculiar por la divulgación unidireccional -desde Madrid- de cifras de difícil contraste. El primer día de la movilización que llamaba a no transitar por el territorio ni suministrar a sus empresas en protesta contra el peaje para camiones de la N-1 transcurrió ayer «con total normalidad», según avanzaron fuentes de la Diputación sin arrojar datos. Desde el lado convocante, miembros del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) afirmaban que «el efecto de llamar la atención como oposición al peaje se ha conseguido por lo que la valoración es positiva».

A partir de ahí, la única cuantificación del seguimiento emana de los cálculos realizados a pie de carretera por varios delegados enviados por el propio CNTC. Su recuento concluyó que secundaron el paro el 60% de los transportistas que un día habitual circulan por Gipuzkoa.

Según los arcos instalados en Irun, Andoain y Etzegarate para cobrar el peaje de la discordia, el flujo de tráfico en una jornada de plena actividad -sin la afección de las fiestas navideñas- asciende a unos 12.000 camiones circulando por Gipuzkoa, cifra que quedó ayer lejos de alcanzarse. Según el CNTC, fue porque seis de cada diez vehículos pesados evitaron transitar por el territorio. «El paro está siendo secundado por un 60% de las empresas de transporte de ámbito nacional e internacional, sin que hasta el momento se hayan producido incidentes de ningún tipo», indicó en un comunicado. Añadió que «las carreteras de Gipuzkoa muestran un aspecto diferente hoy martes y probablemente así continuarán hasta el próximo viernes».

El dato contrastó con «la normalidad» destacada por la Diputación y con la versión de la patronal guipuzcoana Guitrans, cuyas fuentes señalaron a primera hora de la tarde que «la jornada está discurriendo con total normalidad». Por su parte, representantes del sindicato Hiru que realizaban el trayecto entre Vitoria y Donostia por la N-1 comentaban que «es verdad que hay menos camiones de lo habitual pero es difícil atribuir esta circunstancia al paro porque es un día especial en el que muchos están de vacaciones». Lo que sí pudieron asegurar fue que «nuestros asociados han funcionado con normalidad, al menos en los casos de quienes están trabajando».

Las claves

Convocatoria
Llama a suspender tanto del tránsito de camiones de ámbito nacional e internacional como las operaciones de carga y descarga dentro de Gipuzkoa hasta la medianoche del viernes.
Apoyos
Siete organizaciones de transportistas de ámbito estatal secundan el paro, no así los guipuzcoanos asociados a la patronal Guitrans o al sindicato Hiru.
Seguimiento
El CNTC cifró ayer la respuesta al paro en un 60% de transportistas que atraviesan el territorio a diario, mientras la Diputación aseguró que la «normalidad» fue la tónica dominante durante la primera jornada.

El CNTC hizo valer el primer día de la movilización para arrojar un varapalo al sector guipuzcoano. Lamentó que el paro «no haya tenido un seguimiento todavía mayor a consecuencia de que a última hora, y de manera absolutamente incomprensible, se hayan descolgado del mismo las asociaciones de transporte de Gipuzkoa, especialmente si tenemos en cuenta que fue una de ellas, perteneciente además a este Comité, quien denunció en primer lugar y con gran beligerancia la puesta en marcha de estos peajes», decía la nota en alusión a Guitrans.

Hiru responde a Diputación

Los convocantes del paro celebraron, en este sentido, que «el seguimiento tiene aún más valor si tenemos en cuenta que los transportistas locales no lo han secundado y que hay empresas internacionales que tampoco se han sumado». Los observadores enviados desde Madrid se percataron, por ejemplo, de que «los camiones de Portugal han circulado con normalidad al ser su única ruta de salida hacia Europa». Con todo, celebraban que «el sector del transporte haya decidido detener su actividad de forma mayoritaria y absolutamente voluntaria».

Las consecuencias más temidas del paro no se dejaron notar en el primer día de movilización. Ni la alternativa planteada por la N-121-A para pasar de Navarra a Francia se colapsó a la altura del barrio de Behobia, ni las empresas guipuzcoanos sufrieron el bloqueo de suministros.

Las únicas cifras disponibles las arrojaron delegados del CNTC a pie de carretera

Los convocantes ven «incomprensible» el desmarque del sector guipuzcoano

Por lo demás, el primero de los cuatro días de paro convocados hasta el viernes sirvió también para ratificar posturas. La Diputación reiteró que «resulta muy significativo que la movilización haya sido llamada desde Madrid y no sea secundada por los transportistas guipuzcoanos», lo que motivó la respuesta contundente de Hiru. Fuentes del sindicato de transportistas autónomos de Euskal Herria subrayaron que «no nos gusta el tono que utilizan cuando dicen que es significativo que no secundemos el paro. Parece que están dando a entender que o bien estamos conformes con el peaje, o bien estamos resignados ante su implantación. Pues bien, ni una, ni otra. No estamos de acuerdo con esta movilización puntual pero seguiremos haciendo cosas contra el canon de la N-1».

Mientras espera la evolución del comportamiento del transporte en Gipuzkoa durante los próximos tres días, la Diputación mantiene su posición y recuerda que «ya hay fijada una fecha para la entrada en funcionamiento del sistema AT para el peaje de la N-1». Será el próximo martes, día 9. Se aplicará desde ese día «una medida que cuenta con el consenso de las Juntas Generales de Gipuzkoa y todas las garantías europeas», zanjan fuentes forales.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos