'La Paloma' despliega sus alas y ya planea su ampliación

Amaia Chico
AMAIA CHICO

El reciente congreso de conectividad aérea celebrado en Bilbao supuso una oportunidad para «posicionar a Euskadi» como destino en el mapa internacional, y para revitalizar sus tres aeropuertos con nuevas conexiones. Ese era el propósito que los responsables técnicos e institucionales de los tres territorios trasladaron para defender su «apuesta» por garantizar el futuro de las tres terminales. Aunque la tozuda realidad es que 'La Paloma' de Bilbao despliega sus alas y busca asentar su área de influencia en 150 kilómetros a la redonda, según la estrategia de Bilbao Air.

A falta de que se concreten los nuevos destinos, los planes de ampliación del aeródromo ya contemplan crear 1.000 nuevas plazas de aparcamiento para evitar nuevos colapsos como los ocurridos hace unas semanas. Mientras, Ortzibia, la sociedad pública que gestiona el aeropuerto de Donostia, confía en que los contactos mantenidos durante el encuentro den sus frutos en el medio plazo. El último revés por la ausencia este verano de las dos conexiones con el aeropuerto londinense de Luton y con Palma de Mallorca no desalientan a los responsables del aeródromo.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos