Gipuzkoa ha registrado esta pasada madrugada la temperatura más baja de Euskadi

Gipuzkoa ha registrado esta pasada madrugada la temperatura más baja de Euskadi

El aviso amarillo por heladas débiles se activa desde las nueve de la noche de este martes hasta las diez de la mañana del miércoles

DV

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco ha prolongado hasta el jueves el aviso amarillo por riesgo de heladas en zonas del interior, aunque curiosamente la temperatura mínima registrada esta pasada madrugada se ha situado en Gipuzkoa, concretamente en Pagoeta, donde se han medido -8,6 grados. Además, ha habido -5,5 grados en Salvatierra, en Álava. También han sufrido temperaturas negativas en otras zonas de Álava como Abetxuko, con -4,6 grados, y Otxandio, con -2,8 grados, así como en Berastegi, con -3,3 grados.

El aviso amarillo por heladas débiles se volverá a activar en la noche de este martes, a partir de las nueve, hasta las diez de la mañana del miércoles. Se esperan heladas débiles en zonas del interior, que pueden ser localmente moderadas en Álava. La medida se repetirá en la madrugada del jueves, hasta las diez de la mañana, ya que se espera que se repitan las heladas débiles en el interior, especialmente en Álava.

Una semana con sol, frío y nieve

Por otra parte, el puente de la Constitución comenzará con tiempo estable, frío y nieblas en el norte peninsular, aunque a partir del jueves, la presencia de lluvia y de una nueva masa de aire polar dejará nevadas en cotas cercanas a los 300/600 metros en áreas de montaña y entre 500/900 metros en el resto.

Desde Aemet señalan que a partir del jueves y durante el viernes, día de la Inmaculada Concepción, alcanzará la península una primera banda de precipitaciones y aunque se prevé que no sean muy abundantes, sí que dejarán nevadas en el noroeste peninsular y en Cantabria.

Habrá que esperar al viernes por la noche y al sábado para que la entrada de aire frío procedente del norte de Europa deje nevadas, más probables e intensas en el norte peninsular, aunque no se descarta que ocasionalmente se extiendan a otras zonas del área peninsular y de las Baleares. Durante esos días la cota de nieve, que durante el jueves se mantendrá relativamente alta, podría bajar hasta unos 300/600 metros en el área de los Pirineos y zonas de montaña y hasta 500/900 metros en el resto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos