Los padres de Jakintza denuncian la «dejadez y negligencia» de las instituciones

Lamentan que ni Gobierno Vasco ni Ayuntamiento de Donostia «han hecho lo suficiente por arreglar los desperfectos» causados por las lluvias de agosto

AIENDE S. JIMÉNEZSan Sebastián

Los padres y madres de la ikastola Jakintza de Donostia han emitido este miércoles un comunicado en el que denuncian la «dejadez, la negligencia y la despreocupación del Gobierno Vasco y del Ayuntamiento de Donostia» por la situación en la que se encuentra el colegio, cuyas instalaciones han quedado gravemente dañadas por las lluvias del mes de agosto. Las inundaciones han obligado al centro a retrasar el inicio del curso escolar una semana y con algunas limitaciones.

Por un lado, durante el primer mes los 600 alumnos del colegio estudiarán en horario continuo, y la grúa destinada a la reparación de la cubierta se mantendrá instalada en el patio de recreo, por lo que este no estará disponible hasta principios del mes de octubre, cuando se estima que finalizarán las reparaciones.

En el escrito se indica que ni el Departmento de Educación ni el Ayuntamiento de Donostia «han hecho es esfuerzo necesario para arreglar los desperfectos, y tampoco han puesto los suficientes recursos para arreglar la situación», para poder empezar el curso hoy, como marca el calendario escolar. Por otro lado aclaran que «entienden» la decicisión tomada por el colegio en recomendación del Departamento de Educación de retrasar el inicio del curso, siempre y cuando «se garantice por escrito que el edificio tiene todas las garantías de seguridad e higiene» para que alumnos, padres, profesores y demás usuarios puedan hacer uso de las instalaciones.

Asimismo, exigen que hagan «todo lo que esté en su mano» para que puedan hacer uso de la escuela «con total normalidad» y para que se aclare «quién es el culpable de esta situación».

Ayer mismo la dirección del colegio mantuvo una reunión con representantes de ambas instituciones, que propusieron comenzar las clases el día 14 en horario de 9 a 15, y recuperar el horario habitual a partir del día 4. Fuentes municipales aseguran que el servicio de comedor «está garantizado desde el primer día». El centro debatirá hoy esta propuesta en el consejo escolar.

Fotos

Vídeos