Padres del instituto de Bidebieta exigen que se asegure la continuidad del centro

Exterior de uno de los edificios del Instituto Bidebieta. /SARA SANTOS
Exterior de uno de los edificios del Instituto Bidebieta. / SARA SANTOS

Muestran en el Parlamento Vasco su malestar y señalan que «hemos oído bonitas palabras, pero necesitamos hechos»

TERESA FLAÑO

Representantes del colectivo de los padres que se han movilizado, primero para intentar evitar el cierre del Instituto Bidebieta de San Sebastián y después para avanzar en un nuevo proyecto educativo para el centro, han motrado este martes sus dudas y preocupaciones sobre el futuro del instituto ante la Comisión de Educación del Gobierno Vasco, tras una solicitud de la portavoz de EH Bildu, Rebeka Ubera.

En primer lugar, Ainara Amiama ha mostrado el malestar de los padres de los alumnos por haberse enterado del cierre inicial a través de la información publicada por este periódico. También ha explicado que la mala situación de la infraestructura no es la adecuada, con baños que no están en condiciones, algunos de ellos sin puertas, humedades, ventanas que no cierran o no se pueden abrir y radiadores que no funcionan. «En esta situación nadie quiere matricularse. Si se quita este centro, se quita el derecho a la escuela pública», ha apuntado al tiempo que ha recordado a los parlamentarios que «los padres y profesores estamos preparados para apostar por un proyecto novedoso e integrador», pero ha añadido que «necesitamos su compromiso».

Mari Carmen Benavente, que además de ser madre de un chaval que estudia la ESO en el instituto es exalumna del centro, ha ido más allá y ha mostrado su enfado con la dirección del centro porque «no nos comunicó nada y no nos creemos que no lo supieran». Ha aasegurado que su enfado era muy grande y que «180 alumnos están destrozados, sus ilusiones están rotas. Algunos de ellos están juntos desde la guardería».

También ha apuntado que, dado el estado de los edificios, «es evidente que la administración ha dejado de invertir» y como exalumna ha asegurado que «está igual que cuando yo estudiaba ahí». Ante esta situación, ha señalado que entre los padres «hay mucha preocupación. Nos dicen que se van a hacer las reformas, pero no hay nada escrito». Ese temor también se extiende a la matriculación, porque consideran que el hecho de que este año se haya abierto la prematrícula «no garantiza la continuidad del instituto. Hemos oído palabras bonitas, pero necesitamos hechos».

Petición de continuidad

Tanto Amiama como Benavente han recalcado que Bidebieta es «un barrio obrero que necesita un centro público que ofrezca una educación de calidad». Los representantes de los grupos parlamentarios en la Comisión de Educación han apostado por la continuidad del centro. Aitor Urrutia (PNV) les ha asegurado que el instituto no se va a cerrar porque «se le ha dado otra oportunidad, no porque ustedes se hayan movilizado», en contra de lo que habían comentado Ubera e Iñigo Martínez de Bildu y Podemos. Desde el PP, Juana Bengoechea ha abogado por la continuidad para poder garantizar «la libertad de elección», mientras que José Antonio Pastor (PSE) ha hablado de la necesidad de entender las razones que habían llevado al centro a encontrarse en la situación en la que está.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos