«Los pacientes mejoran y eso repercute en su entorno cercano»

Lidia acompaña siempre a sus clases a su marido, y aprovecha para hacer los ejercicios de gimnasia. /USOZ
Lidia acompaña siempre a sus clases a su marido, y aprovecha para hacer los ejercicios de gimnasia. / USOZ

A. S. J.

Tan importantes son los ejercicios que realizan los usuarios del centro como el seguimiento que hacen de su evolución los profesionales que trabajan en el centro. Cada seis meses el equipo de Cognitiva realiza una valoración neuropsicológica completa a cada persona, con el fin de observar los efectos que la terapia está provocando en sus principales funciones cerebrales. Asimismo de esa valoración se redacta un informe completo que los usuarios pueden presentar ante sus neurólogos.

«Esa es una de las principales diferencias que tenemos respecto a otros servicios. Nuestro seguimiento es continuo, durante todo el año, y eso nos permite analizar mucho mejor al paciente y que este no deje de mejorar», apunta Rafael Munduate. Porque cuando los usuarios dejan de acudir durante uno o dos meses, por ejemplo en periodos de vacaciones, los efectos son evidentes. «Vienen muy desorientados y cuesta mucho que vuelvan a coger el ritmo. Es normal, en cuanto dejan de trabajar el cerebro este se vuelve vago», afirma Patricia Vázquez, neuropsicóloga del centro.

Los ejercicios que realizan los usuarios son «muy variados» e implican trabajar todas las funciones cognitivas. «Tenemos diferentes herramientas, desde fichas a vídeos, sopas de letras, y ejercicios que trabajan también las emociones, el componente social de cada persona, que es fundamental para los pacientes», asegura Vázquez.

Los resultados que obtienen de sus valoraciones son mayoritariamente positivos. «Se está comprobando que estos ejercicios son efectivos y que quienes los realizan recuperan o no pierden su memoria ni otras funciones como la capacidad de leer o escribir. Y esos buenos resultados también repercuten en su entorno», afirma la neuropsicóloga.

En el caso de Rogelio, «se ha notado mucho cambio», aseguran desde Cognitiva. «Cuando vino tenía muchos problemas de concentración y ha ido mejorando. Ahora mantiene el hilo de las conversaciones y puede ver una película y seguir el argumento». Pequeños pasos que han mejorado su calidad de vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos