Osakidetza participa en más de 400 proyectos de investigación contra el cáncer

Investigadores de Biodonostia, en uno de los laboratorios del instituto Biodonostia. / USOZ
Investigadores de Biodonostia, en uno de los laboratorios del instituto Biodonostia. / USOZ

La celebración hoy del Día Mundial del Cáncer reivindica el trabajo científico para avanzar en las terapias y lograr nuevos fármacos

A. LERATE SAN SEBASTIÁN.

La investigación es la esperanza de la lucha contra el cáncer. En Euskadi, el sistema sanitario público vasco participa actualmente en un total de 411 proyectos científicos con el objetivo de conseguir que los tratamientos contra el cáncer sean más personalizados y permitan conseguir una mejora de la salud y calidad de los pacientes. El consejero de Salud, Jon Darpón, destacó ayer el dato en una nota de prensa con motivo del Día mundial del Cáncer.

La celebración de esta jornada reivindicativa tendrá hoy a Donostia como uno de los lugares donde la AECC de Gipuzkoa llevará su mensaje. A mediodía, como ya hicieron ayer en Tolosa y mañana repetirán en Elgoibar, la asociación guipuzcoana realizará en La Concha un mosaico humano con la forma de una gota gigante de color verde.

La solidaridad arropa el trabajo que se realiza en los laboratorios científicos. Los proyectos de investigación con apoyo de Osakidetza se desarrollan principalmente en el Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia, en el Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces y en la OSI Bilbao-Basurto. Los proyectos investigan principalmente el cáncer de mama y de próstata, tumores del aparato digestivo, tumores del sistema respiratorio y del sistema urinario, tumores del sistema nervioso central, cáncer de cabeza y cuello, cáncer hematológico, y cáncer de piel.

Darpón recordó que el cáncer constituye una de las principales áreas de investigación en Osakide-tza y avanzó que su departamento seguirá impulsando este tipo de proyectos. Cada año, 12.000 nuevos casos se detectan en Euskadi. El diagnóstico va en aumento, y la incidencia seguirá al alza, en paralelo también al envejecimiento de la población, que conlleva una mayor esperanza de vida, pero también el desarrollo de enfermedades. En Gipuzkoa la incidencia de cáncer ha aumentado un 15% en la última década, ha constatado el Observatorio del Cáncer de la Asociación Española contra el Cáncer. Según este informe, el año pasado se registraron 3.882 casos (2.341 en hombres y 1.541 en mujeres) en el territorio, 494 más que en 2007.

Comprender los mecanismos moleculares y celulares de los diferentes tipos de cáncer, desarrollar nuevas estrategias diagnósticas y terapéuticas mediante la caracterización de nuevos biomarcadores y contribuir al abordaje personalizado del tratamiento de pacientes con cáncer son los objetivos de las investigaciones en marcha en Euskadi. Así, se pretende mejorar la respuesta clínica de los pacientes al tratamiento o demostrar la eficacia terapéutica de nuevos fármacos.

Pero también se abordan otras líneas enfocadas a la mejora de la calidad asistencial, como el desarrollo de terapias psicológicas grupales o mejora de técnicas endoscópicas para el diagnóstico del cáncer de colon, destacó el Departamento de Salud. El consejero presentará la próxima semana públicamente los datos del último estudio del departamento titulado 'Supervivencia del cáncer en la Comunidad Autónoma Vasca 2000-2012'.

Ojo con las pseudociencias

Las organizaciones y expertos refuerzan el mensaje de la importancia de la investigación médica y de los tratamientos científicos ante la proliferación de pseudoterapias que prometen curaciones milagrosas sin ninguna base científica. «No hay terapias mágicas», alertan los expertos consultados por la agencia Efe. Se trata de terapias a las que siempre han recurrido pacientes con la enfermedad pero que de un tiempo a esta parte han tenido más repercusión mediática, lo que ha provocado que los médicos tomen más conciencia de la importancia de alertar de los peligros que entrañan.

«Todo el estamento médico está siendo consciente de los riesgos y hemos abandonado una postura de 'no vamos a meternos en esto para no darles mas argumentos' para decir que es una situación intolerable», afirma el portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Miguel Ángel Seguí, quien reconoce que en este asunto «la medicina normal tiene que mojarse un poco más». Las pseudoterapias van desde cambiar algún aspecto de la alimentación hasta tomar lejía diluida en agua, imposición de manos o terapias mentales, entre otras, que siempre conllevan un riesgo para la salud de los pacientes.

En el mismo sentido se pronuncia la presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer, Begoña Barragán: «Lo único que hay demostrado científicamente es lo que tenemos a día de hoy. Que más quisiésemos los pacientes que una imposición de manos o una pildorita mágica nos evitara pasar por los tratamientos convencionales y nos curase, pero no existen».

Aunque no hay estadísticas «claramente fiables», el portavoz de la SEOM señala que «probablemente» hasta un 40% de los pacientes con cáncer siguen algún tratamiento alternativo, como el cambio de dieta, entre otros, y en el caso de los tumores de mama, la cifra alcanza hasta casi el 70%.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos