ONGs guipuzconas denuncian que en Libia se vive «un genocidio» con apoyo de UE

Iñigo Gutiérrez, durante el rescate en el Mediterraneo Central de un bote de goma con un grupo de personas subsaharianas a bordo. /DV
Iñigo Gutiérrez, durante el rescate en el Mediterraneo Central de un bote de goma con un grupo de personas subsaharianas a bordo. / DV

El voluntario de Salvamento Marítimo Humanitario contará el miércoles en el Koldo Mitxelena su experiencia en Libia

AGENCIAS

Las ONG Ongi Etorri Errefuxiatuak Gipuzkoa y Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) han denunciado que Libia se ha convertido, con el apoyo de la Unión Europea, en "un gran campo de detención" con al menos 300.000 refugiados y migrantes que viven "un auténtico genocidio y drama humano fuera de control".

La denuncia la han hecho este lunes en San Sebastián el voluntario de SMH y participante en el proyecto Aita Mari Zubia "Maydayterraneo" Íñigo Gutiérrez y el activista de Ongi Etorri Errefuxiatuak y miembro de Amnistía Internacional (AI) en Donostia Bernard López Uranga, en la presentación de la conferencia que estas ONG han organizado para el próximo miércoles en la capital guipuzcoana.

Bajo el título "La ruta de Libia. Los centros de internamiento y la actuación europea", la sesión se celebrará el día 21 a las 19.00 horas en el centro Koldo Mitxelena, donde Gutiérrez explicará su experiencia el otoño pasado en labores humanitarias de rescate en aguas del Mediterráneo limítrofes con Libia.

Sin censos oficiales

La situación de los migrantes en Libia será expuesta también por Alfonso López Borgoñoz, expresidente de AI en España y actual coordinador de la estructura para el norte de África de Amnistía Internacional.

López Uranga ha informado de que el responsable de AI desgranará los detalles del informe que publicó esta organización en diciembre pasado, en el que denuncia cómo en Libia se encuentran "atrapadas cientos de miles de personas" -se habla de 300.000 pero no hay censos oficiales, ha puntualizado-, procedentes del África subsahariana, el norte de este continente, Asia y Oriente Medio, y que han llegado huyendo de "conflictos, guerras y hambrunas".

"Permanecen recluidas indefinidamente en centros de detención a rebosar donde sufren abusos sistemáticos", ha afirmado López Uranga, quien ha indicado que "están a merced de las autoridades libias, milicias, grupos armados y traficantes de seres humanos que a menudo trabajan en colaboración para obtener beneficios económicos".

Ha señalado que sufren "detenciones arbitrarias, tortura, trabajos forzados, extorsión, homicidios, violencia sexual contra las mujeres y tráfico y venta de seres humanos".

Esta situación se produce, según ha recalcado, con "la complicidad" de los gobiernos europeos que, "no sólo son plenamente conscientes" de ella, sino que "apoyan activamente a las autoridades libias para que detengan las travesías por mar y retengan a los migrantes" en el país.

"La política de la UE se basa en pagar a terceros países para que hagan el control fronterizo, sin importarles con qué métodos", ha agregado Gutiérrez, quien ha declarado que durante 2017 en el Mediterráneo se contabilizaron unos 3.000 cadáveres, y en lo que va de año ya son unos 400, a la vez que el desierto de Libia, en la zona sur del país, se ha convertido en otro "gran cementerio".

Además de retirar de inmediato el apoyo a Libia, han exigido a la UE que "permita que la gente llegue a Europa por vías seguras" y "proceda al reasentamiento de decenas de miles de refugiados".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos