Olas de 5 metros traen el otoño por mar

Las olas rompieron con fuerza ayer por la tarde contra el Paseo Nuevo de San Sebastián. /SJAVIER ETXEZARRETA/EFE
Las olas rompieron con fuerza ayer por la tarde contra el Paseo Nuevo de San Sebastián. / SJAVIER ETXEZARRETA/EFE

El susto se lo llevó un turista que fue rescatado en helicóptero tras caer al agua en el puerto en Mutriku. El aviso naranja en la pleamar de ayer se superó sin incidencias y hoy se rebaja a amarillo hasta las 17 horas, según el pronóstico de Aemet

IGNACIO VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

Estaban anunciadas olas de más de cinco metros de altura en el litoral guipuzcoano y el oleaje acudió ayer puntual a su cita con la cornisa cantábrica. Tras los meses estivales, en los que no se registró ningún temporal marítimo de consideración en el territorio, el otoño llegó ayer a Gipuzkoa subido a la ola que anunciaba que noviembre está a la vuelta de la esquina y que, por tanto, la ausencia de tempestades marítimas se acabó hasta el próximo verano.

El riesgo importante por fenómenos costeros hizo que ayer estuviera activo el aviso naranja en Euskadi, donde se esperaba mar combinada del oeste y noroeste con olas de cinco a seis metros. A esto había que añadir que también estaban previstos vientos del oeste con fuerza siete. Es decir, el cóctel perfecto para complicar las cosas a quienes se hiciesen ayer a la mar en la costas vascas y a las viviendas y comercios más cercanos al litoral.

Sin embargo, el único incidente reseñable ayer ocurrió en Mutriku, donde un turista cayó al agua en la zona del dique del puerto y tuvo que ser rescatado por un helicóptero de la Ertzaintza tras sufrir un golpe, según indicó el Departamento de Seguridad. El hombre, que estaba hospedado en un hotel, fue trasladado al hospital de Mendaro, donde llegó consciente, y su estado no revierte gravedad, según las mismas fuentes.

Por otro lado, el aviso por fuerte oleaje hizo que muchos curiosos se encaminasen hasta puntos del litoral, cámara en ristre, para disfrutar del espectáculo de las olas e intentar captar unas buenas instantáneas.

Cambios significativos

Ayer el ambiente fue gris durante toda la jornada y se produjo un significativo descenso de las temperaturas debido a la llegada de un frente frío a primeras horas del día que trajo cambios significativos en el tiempo. Las temperaturas, altas durante la madrugada del viernes al sábado para la época del año en la que nos encontramos, comenzarán a bajar, rondando los 15-17 grados durante las horas centrales del día. Las mínimas, por su parte, se produjeron al final de la jornada. Además, hubo precipitaciones, especialmente por la mañana, pero con el paso de las horas fueron más puntuales y débiles.

Para hoy, según Euskalmet, se prevén chubascos y ambiente fresco. El viento seguirá del noroeste y las temperaturas apenas alcanzarán los 15 grados. En la vertiente cantábrica se darán chubascos intermitentes que, como ayer, irán entrando desde la mar pero que tenderán a remitir por la tarde, siendo los puntos cercanos a la costa los más vulnerables a dichos chaparrones.

En el mar, se espera que la situación no sea tan complicada como la víspera, gracias a que el anticiclón atlántico se interna en el continente, aún así, habrá marejada o marejadilla durante toda la jornada, por lo que el aviso amarillo por fenómenos costeros permanecerá activo hasta las 17.00 horas.

Mañana vuelve el sol

A partir de mañana volverá la estabilidad y el mercurio subirá de nuevo. En general se espera una semana con pocas precipitaciones. Mañana lucirá el sol y el tiempo será estable, a pesar de que a primeras horas del día pueden darse algunas brumas y ligeras nieblas en el interior, que se disiparán. Las temperaturas podrán alcanzar máximas cercanas a los 20-22 grados.

En el mar, por el contrario, la situación no será tan favorable ya que se prevé mar rizada con áreas de marejadilla. El viento soplará de componente sur con fuerza 2 a 3, rolando a componente este con fuerza 3 durante las horas centrales del día. La mar de fondo del noroeste levantará olas en torno a los 2 metros y medio, bajando durante el día hasta situarse en torno a un metro, o metro y medio por la tarde-noche.

PREVISIÓN MARÍTIMA

Hoy
La previsión marítima, según Euskalmet, tenderá a normalizarse a lo largo de la jornada. El viento del oeste-noroeste con fuerza 4 que se registró ayer amainará a fuerza 3 esta mañana y a fuerza 2 por la tarde, sin embargo, habrá marejadilla durante todo el día y la mar de fondo del noroeste seguirá levantando olas de unos 4 metros, bajando por la tarde-noche hasta olas de unos 2 metros y medio.

Fotos

Vídeos