Olano, el rey de la morcilla en Beasain

El presidente de la Cofradía de la Morcilla, Loinaz Usabiaga, Josema Olano y su ama Isabel Imaz, la edil Enkarni Arrieta y el alcalde Aitor Aldasoro./Juantxo Unanua
El presidente de la Cofradía de la Morcilla, Loinaz Usabiaga, Josema Olano y su ama Isabel Imaz, la edil Enkarni Arrieta y el alcalde Aitor Aldasoro. / Juantxo Unanua

Es el duodécimo triunfo de la carnicería beasaindarra en las 33 ediciones del Concurso de Cata de Morcilla

JUAN UNANUA Beasain

Han sido once los carniceros artesanos elaboradores de la morcilla de Beasain los que este sábado han tomado parte en la trigésimo tercera edición del ‘Concurso de Cata de Morcilla de Beasain’ celebrado rayando el mediodía en el frontón del Paseo de Gernika, acto organizado por la Cofradía beasaindarra que defiende y propaga el afamado certamen, y el cetro ha quedado nuevamente en casa, en la carnicería Olano.

Cada vez son menos aquellos que se dedican a elaborar la exquisita tripa rellena al estilo de Beasain, y a la cita de este sábado se han presentado cuatro chacineros locales y uno de cada una de las siguientes localidades: Arrasate, Donostia, Orio, Lasarte-Oria, Zarautz, Zegama y Zaldibia.

El frontón cubierto del céntrico Paseo de Gernika, ha servido de marco para el certamen y ha acogido las ocho mesas de cata. Han sido 32 los paladares que han decidido cuál ha sido la mejor morcilla de este año. Para ello, los ‘odolkis’ deben estar en su punto, por lo que antes del certamen, en una gigantesca cocina, once grandes cazuelas con agua, cebolla y puerro se han cocido durante 90 minutos, los lotes de catorce morcillas presentados por los participantes.

32 paladare

Mientras tantos, los catadores han ido tomando posiciones en las mesas. Han sido cocineros de restaurantes del Goierri como Salbatore, Castillo o Urkiola, así como del Frontón tolosarra; críticos gastronómicos, entre ellos Peio Garcia Amiano y su hijo Oraitz García; cofrades de la morcilla como José Ignacio Mendinueta; futuras promesas del mundo de la restauración como el joven beasaindarra, estudiante de cocina, Odei Sánchez que ha estado junto a su padre Iñigo Sánchez, chef del restaurante Batzoki beasaindarra; y los sidreros Zelaia, entre otros.

La cata, en su primera ronda, ha llevado a que cuatro de las mesas paladearan seis morcillas y las otras cuatro mesas las cinco restantes. A la fase final han pasado las cuatro mejor puntuadas, eran dos de Beasain (Olano y Zubeldia), la de Lasarte-Oria (Larrañaga) y la representante de Zegama (Urmeneta), que han sido catadas en las ocho mesas. Se ha vuelto a puntuar atendiendo a la textura, gusto, envoltura, picado... resultando ganadora y con diferencia de 50 puntos con respecto a la segunda, la elaborada en la beasaindarra y decana Carnicería Olano, de la calle Andre Mari, 5; éste ha sido su duodécimo cetro en el certamen beasaindarra.

Feria y certamen de pintxos

Junto al certamen ha abierto la jornada la feria extraordinaria de productos autóctonos. Además se ha celebrado la tercera edición del concurso de pintxos de morcilla para escolares. Los premios han sido para Edu Mate (originalidad); para Julene Ruiz, Mau Guitart yArnau Guitart (presencia); Garazi Enparantza (mejor gusto); y Ekhi Mate y Axier Olano (mejor morcilla).

Un año más el público ha podido probar todas las morcillas que se han presentado al concurso ya que parte de los lotes han salido a través del bar de la Cofradía en formato pintxo.

Temas

Beasain

Fotos

Vídeos