La obra del primer tramo del Metro de Donostia se adjudica con una baja del 23%

Fotomontaje de la estación de Venta Berri que se incluye en el tramo adjudicado ayer entre Lugaritz y Miraconcha./
Fotomontaje de la estación de Venta Berri que se incluye en el tramo adjudicado ayer entre Lugaritz y Miraconcha.

La UTE formada por Moyua, Viuda de Sainz y Comsa se hace con el proyecto por 38,1 millones frente a los 49,3 del precio inicial de licitación

DVSAN SEBASTIÁN.

El administrador ferroviario vasco Euskal Trenbide Sarea (ETS) adjudicó ayer las obras del tramo Lugaritz-Miraconcha de la pasante del Metro Donostialdea a la UTE formada por Moyua, Viuda de Sainz y Comsa, por un coste de 38 millones de euros. El pasado mes de mayo, la mesa de contratación de ETS licitó este primer tramo de los 4,2 kilómetros de recorrido subterráneo por 49,3 millones, por lo que la baja en la adjudicación resulta del 23%. El grupo de empresas tendrá un plazo de 46 meses para ejecutar las obras, que consisten en la construcción de un túnel de vía doble de 2,1 kilómetros de longitud así como la estación de Venta Berri.

La nueva estación contará con andenes laterales de 81 metros de longitud, un nivel superior por el que circularán los usuarios tanto en su recorrido de acceso a los andenes como de salida hacia el exterior, así como con las zonas técnicas necesarias.

2,1
kilómetros
2,1
abarca el tramo entre Lugaritz y Miraconcha que junto con la estación de Venta Berri fueron adjudicados ayer.

La estación, que tendrá una profundidad respecto a la superficie de 21 metros, tendrá un acceso en la confluencia de las calles Bertsolari Xalbador y Pedro Manuel Ugartemendia y otro en la plaza de Venta Berri, así como con un ascensor de conexión frente a la avenida de Zarautz. Para la ejecución del primer tramo de las obras se colocará una rampa de ataque para introducir maquinaria en la calle Zarautz y otra a la altura del paseo Pío Baroja.

Los trabajos entre Lugaritz y Miraconcha arrancan en noviembre y durarán cuatro años

Previamente a la adjudicación de ayer, este verano ETS ha sacado a licitación por 71 millones de euros el segundo tramo entre Miraconcha y Easo. Otros dos kilómetros de túneles, con dos estaciones bajo tierra, que completarán la pasante ferroviaria que el próximo mes de noviembre empezará a abrirse camino desde Lugaritz -el punto inicial de los trabajos-, y que en cuatro años permitirá dar continuidad a la línea que ahora se interrumpe en la estación de Amara.

La estación que sustituirá al actual fondo de saco bajo tierra, a unos metros de distancia de la actual, es una de las tres nuevas paradas que tendrá el 'topo' en Donostia. A partir de 2022, después de Anoeta, los viajeros tendrán la opción de bajarse en el nuevo apeadero de Easo-Amara. La terminal se situará a unos once metros de profundidad y tendrá dos salidas al exterior, una en la calle Autonomía y otra, en el paseo de Errondo, donde desembocará también uno de los dos ascensores.

La siguiente parada será la de Centro-La Concha. Un apeadero a más de 34 metros de profundidad -en su cota de andén más baja- que posibilitará el acceso de los viajeros por tres puntos: frente a la Catedral, junto al Hotel Londres y en la calle Aldapeta. Pero la primera que se empezará a construir será la nueva estación de Venta Berri, incluida precisamente en el recorrido adjudicado ayer y cuyas obras empezarán en noviembre. El apeadero se destinará a prestar servicio a estudiantes de la UPV y a vecinos del Antiguo u Ondarreta.

Fotos

Vídeos