Una gran roca con riesgo de caída obliga a cerrar la carretera entre Getaria y Zarautz

Señal que avisa del corte de la carretera/Michelena
Señal que avisa del corte de la carretera / Michelena

Estará cortada al menos hasta el jueves a la mañana por una placa del flysch, de unas veinte toneladas de peso, que se encuentra en el talud, a unos 50 metros de altura

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA

Los vecinos de Getaria y Zarautz empiezan a estar hartos de tanto desprendimiento. La carretera que une ambas localidades vuelve a estar cerrada a causa de un nueva caída de piedras que se ha registrado la madrugada de este miércoles. Lo peor esta vez es que no sabe cuánto tiempo permanecerá cortada. Al menos hasta el jueves a la mañana. La presencia de un placa del flysch, de unas veinte toneladas de peso y situada a unos cincuenta metros del firme obliga a los técnicos a efectuar un estudio sobre la estabilidad de la ladera.

Fuentes de la Diputación y del Departamento de Seguridad han indicado que el deslizamiento ha tenido lugar sobre las 3.30 horas de la madrugada, en la N-634, a medio camino entre ambas localidades. Tras el corrimiento, patrullas de la Ertzaintza han cortado el acceso en ambos sentidos a toda clase de vehículos, tanto desde Getaria como desde Zarautz.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de los servicios forales de mantenimiento de la red de viaria del territorio, que han señalizado los cortes y han desplegado paneles en los que instan a los usuarios a desviarse por el alto de Meagas.

Tras el amanecer, al lugar han acudido las brigadas de obras públicas que retiraron el material desprendido. A media mañana la carretera estaba ya limpia. Sin embargo, la existencia en el acantilado de una piedra de unas veinte toneladas ha llevado a los técnicos a tomar la decisión de mantener la N-634 cerrada, ante la posibilidad de que dicha pieza pueda venirse también abajo y arrastrar consigo otras partes del talud.

Los expertos tienen previsto efectuar un estudio sobre el grado de estabilidad de la ladera y especialmente de la situación de la piedra. Para este cometido es necesaria la presencia de una grúa equipada con una pluma de gran alcance que permita llegar al lugar y valorar sobre el terreno la situación en la que se encuentra. A la vista de las condiciones, los técnicos podrían decidir, bien provocar la caída de dicha placa o afianzarla mediante diversas técnicas de sujeción.

Fuentes del departamento foral de Infraestructuras Viarias han señalado que la duración del cierre de la carretera está sujeta al diagnóstico que realicen los técnicos. En el caso de que no haya riesgo de caída de la roca, lo más probable es que se reabra en un plazo breve. Distinto sería si la placa rocosa estuviera también a punto de caer. En ese supuesto, el cierre de la vía podría mantener incluso varios días, hasta que el riesgo de desprendimiento desaparezca.

Las intensas lluvias que se han registrado tanto durante el invierno y la primavera están en el origen de todos estos desprendimientos.

Cortes esta noche

Por otra parte, esta noche, desde las 21:00 a las 06:00, se cortará la N-1 entre los puntos kilométricos 426-422, a la altura de Legorreta y en sentido Vitoria, por obras. Se habilitará un desvió por la GI-2131, salida Legorreta.

También esta noche, desde las 21:00 a las 02:00, se cortará la salida sentido Donostia en la AP-1, en concreto en el punto kilométrico 145, a la altura de Eibar, por obras. Los desvíos estarán debidamente señalizados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos