Heridas dos jóvenes al romper una gran ola el cristal de un autobús entre Zarautz y Getaria

El cristal del vehículo de Lurraldebus alcanzado por la ola. / Amaxkar

El temporal de mar deja imágenes espectaculares de olas pero no provoca daños de consideración en Gipuzkoa mientras Aemet mantiene la alerta naranja hasta las 13 horas del jueves

JUAN MARI ZUBIAURRE / SONIA ARRIETA

El temporal de mar azotó Gipuzkoa el miércoles con olas de hasta 10 metros, por encima de lo previsto, dejando imágenes de olas espectaculares pero sin causar daños de consideración, ni materiales ni personales, más allá de los desperfectos propios en el mobiliario urbano (farolas, bancos, papeleras...) en la primera línea de costa. El temporal se intensificó con la pleamar de las cinco de la tarde y fue entonces cuando se produjo el suceso más relevante de la jornada. Dos personas resultaron heridas en la carretera N-634 en el tramo que une Zarautz y Getaria al romper una ola el cristal del autobús interurbano que circulaba por esa vía en ese momento. Esta carretera fue cortada al tráfico por precaución, entre las 17h y las 19h, entre Zarautz y Zumaia y volvió a ser cerrada de madrugada durante la pleamar. En San Sebastián, también fueron cerrados los puntos más expuestos, como el Paseo Nuevo y los paseos Leizaola (Espigón de Zurriola) y Chillida (Peine del Viento).

El accidente de Getaria se produjo a las 16.50 horas, cuando un autobús articulado de Lurraldebus que se dirigía a Zumaia circulaba por el kilómetro 22 de la N-634, la llamada carretera de la costa, en el último giro a izquierdas antes de llegar a Getaria desde Zarautz. Es el punto en el que el sentido contrario atraviesa un túnel, no así el carril pegado al acantilado, por el que transitaba el vehículo. En ese momento, según informó el departamento vasco de Seguridad, una gran ola impactó contra el autobús y rompió uno de sus cristales. Dos jóvenes pasajeras, de 21 y 22 años y residentes en Zumaia, resultaron heridas leves. Ambas fueron atendidas en el lugar y no tuvieron que ser trasladadas a centros sanitarios.

Las afectadas explicaron a DV que «durante el viaje habíamos visto cómo saltaban algunas olas, pero esta se nos ha echado encima y nos hemos llevado un susto de muerte». Como consecuencia del impacto y de la rotura del cristal, las dos chicas terminaron bañadas en agua de mar cuando venían de haber visitado en Donostia las aguas termales del centro talaso-sport La Perla.

Pese a la dureza del choque, el autobús, en el que viajaban más personas que no sufrieron daños, siguió su marcha hasta la parada de Getaria, donde las dos zumaiarras fueron atendidas por las asistencias sanitarias. Han sufrido heridas leves como consecuencia de los cristales que se les cayeron encima.

El accidente ocurrió casualmente escasos minutos antes de la pleamar y del cierre de esta carretera, que estuvo cortada al tráfico por precaución durante dos horas, entre las 17 y las 19 horas, y volvió a cerrarse de madrugada durante la pleamar.

Olas todo el día

Por la mañana el oleaje también fue protagonista. Se vivió un nuevo embate de mar con olas de unos cinco metros de altura que azotaron paseos marítimos y malecones, en el puerto de Pasaia se registró una ola de 5,12 metros.

La altura de ola significante ya había subido durante la tarde del martes, superando los 3,5 metros y alcanzar los 4,5 metros a últimas horas. Por eso motivo, el Paseo Nuevo de Donostia se cerró para vehículos a partir de las 18.00 horas debido a que hasta la medianoche estuvo activo el aviso amarillo por grandes olas.

El viernes Euskadi estará en aviso amarillo para navegación durante toda la jornada y en aviso amarillo por impacto en costa durante la primera pleamar, esto es, desde las 05.00 hasta las 07.00 horas.

De cara al fin de semana la incertidumbre es alta, aunque lo más probable es que la altura de ola significante descienda, si bien es posible que todavía haya episodios en los que la altura de ola se sitúe por encima de los 3,5 metros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos