Nivel de emergencia en los embalses de Ibai-Eder y Lareo

Todos los pantanos del territorio presentan las reservas de agua más bajas de los últimos cinco años, a excepción del de Aixola

DV SAN SEBASTIÁN.

Los embalses guipuzcoanos de Ibai-Eder y Lareo están en nivel de emergencia y el de Urkulu en alerta, mientras que los de Barrendiola, Ibiur y Arriaran permanecen en niveles de prealerta. El único embalse que se mantiene con unas reservas dentro de la normalidad, es el pantano de Aixola, en Elgeta.

Además, todos los pantanos de Gipuzkoa, excepto el de Aixola, presentan las reservas de agua más bajas de los últimos cinco años, según datos del Consorcio de Aguas de Gipuzkoa, recogidos por Europa Press.

El embalse de Lareo (Ataun), que abastece a una población de 1.514 ciudadanos, cuenta con un llenado del 51,8%, frente al 88% que presentaba hace un año, y se encuentra en situación de emergencia. En esta misma situación también se encuentra el de Ibai-Eder, ubicado en Azpeitia y que abastece a una población de 68.649 habitantes. Está al 67,5%, cuatro puntos por debajo del pasado año en estas mismas fechas. Se trata del pantano más grande del territorio histórico con 11,3 Hm3 de capacidad.

Por su parte, el de Urkulu (Aretxabaleta), con una capacidad de 10 hectómetros cúbicos y que da servicio a 65.500 guipuzcoanos, presenta un nivel de llenado del 69%, frente al 80% de hace 12 meses, lo que le coloca en nivel de alerta.

El de Barrendiola, situado en Legazpia y que abastece a 26.015 ciudadanos y presenta un llenado del 80,6%, tiene unas reservas un 10 por ciento inferiores a las de hace un año. El embalse de Arriaran (Beasain), que da servicio a 36.398 guipuzcoanos, tiene un llenado del 69% (5 puntos menos que en 2016).

Por último, el pantano de Ibiur, que abastece a 52.105 guipuzcoanos, cuenta con un llenado del 77% (10% menos que en 2016) y el embalse de Aixola, en Elgeta, que da servicio a 27.500 guipuzcoanos, se encuentra al 95% de su capacidad, 10 puntos más que hace un año.

Niveles bajos en el Ebro

También los embalses de la Cuenca del Ebro están en niveles bajos,

al 61,9% de su capacidad, después de disminuir un 2,9 por ciento su volumen hídrico en la última semana. Según los datos proporcionados hoy por la Confederación Hidrográfica del Ebro, en la misma semana del año pasado la situación era del 73 por ciento del total, mientras que el promedio de los años 2012 a 2016 es de 5.528 hectómetros cúbicos.

Fotos

Vídeos