Nieve en los puertos de Gipuzkoa y temperaturas en descenso

Nieve esta tarde en Etzegarate./LOBO ALTUNA
Nieve esta tarde en Etzegarate. / LOBO ALTUNA

La alerta naranja por nieve se amplía hasta el sábado al mediodía. Lo peor del temporal está por llegar, pues se esperan nevadas para las próximas horas a 200 metros de altura.

J. PEÑALBA

La previsiones se han cumplido y este jueves la nieve ha vuelto a Gipuzkoa. A lo largo de la jornada ha nevado en los siguientes puertos del territorio: Arantzazu, Bidania, Elosua, Lizarrusti y Otsaurte. Sin embargo lo peor del temporal está por llegar y ante esta previsión se ha ampliado la alerta naranja por nieve hasta el sábado al mediodía pues la nieve se acercará a la costa y caerá a alturas de 200 metros. A partir del sábado se rebajará a aviso amarillo ya que se espera que la cota de nieve suba de nuevo a los 500 metros.

Pronóstico

Hoy
Aviso amarillo por riesgo de nevadas sobre los 600-800 metros, si bien la cota puede descender de forma ocasional hasta los 500 metros.
Mañana
Aviso naranja. Mayores precipitaciones, que llegarán acompañadas de un nuevo descenso de las temperaturas. La cota de nieve baja a 200-400 metros.
Sábado
Chubascos moderados y persistentes. Cota de nieve entre 200 y 400 metros.
Domingo
Remite el temporal.

Según la previsión meteorológica, este viernes incluso pueden amanecer blancos los tejados de algunas localidades del interior. En el litoral lloverá. Lo hará con ganas. Por de pronto, la presa del Añarbe ha comenzado a desembalsar para aumentar, desde ayer, su capacidad de resguardo.

La nieve será protagonista en los tres próximos días. Ya lo fue ayer. En las cumbres comenzó a nevar por la mañana y según transcurrió la jornada la cota fue poco a poco cayendo. A media tarde precipitaba ya en distintos tramos de la autovía que une Gipuzkoa con Navarra. «Está nevando a ratos y a veces lo hace con intensidad», indicaron desde el área de servicio de Pagozelai, donde las máquinas quitanieves iban de un lado a otro.

Etzegarate tampoco se libró, si bien la intensidad de la nevada fue menor. «Ha empezado a caer sobre las cuatro de la tarde pero no ha cuajado en la carretera. Eso sí, el monte está ya blanco», explicó un empleado de la estación de servicio. La situación en Arantzazu era similar. «Solo ha blanqueado en los prados», afirmaron desde el Hotel Santuario.

El Aizkorri visto desde Zegama este jueves.
El Aizkorri visto desde Zegama este jueves.

Las adversas condiciones continuarán en las próximas horas. No obstante, las mayores precipitaciones, que llegarán acompañadas de un nuevo descenso de las temperaturas, se producirán mañana viernes y se mantendrán también el sábado. A lo largo de dichas jornadas se esperan chubascos moderados, persistentes y muy abundantes, sobre todo en la vertiente cantábrica, donde podrían ser tormentosos y caer con granizo.

La cota de nieve descenderá el viernes rápidamente. En el transcurso de la madrugada bajará ya de 700 a 500 metros, y continuará en las horas siguientes hasta sobre los 200-400 metros.

Medio metro de nieve

A lo largo de este episodio, las acumulaciones, tanto de lluvia como de nieve, podrían ser importantes. En la vertiente cantábrica se podrían medir en torno a 60 litros por metro cuadrado mientras que en la Llanada alavesa es factible que se superen los 20. «En esta última zona, la mayor parte de las precipitaciones serán en forma de nieve, por lo que el espesor podría situarse en torno a los 5-20 centímetros, e incluso superiores», indican desde Seguridad.

Las máquinas quitanieves, preparadas para intervenir.
Las máquinas quitanieves, preparadas para intervenir. / ARIZMENDI

En los valles del interior de Gipuzkoa, el espesor de nieve también podría ser relevante. A partir de los 600, cabe la posibilidad de que se alcancen en torno a los 10-25 centímetros, y entre 20 y 50 a 1.000 metros.

Durante la primera mitad del sábado, la situación será similar, con la cota situada en torno a los 200-400 metros y con chubascos moderados y abundantes, si bien se espera que a partir de la tarde vaya remitiendo.

El domingo, sin embargo, cede la intensidad del temporal. Las precipitaciones serán poco importantes, si bien la cota continuará situada en torno a los 500 metros.

A partir de esa jornada, «lo más probable es que la situación se estabilice y desaparezcan las precipitaciones». Se prevé, por lo tanto, que la comunidad autónoma quede bajo la influencia de las altas presiones, «lo que podría traer poca nubosidad y viento flojo». En estas condiciones las temperaturas nocturnas podrían descender considerablemente, de forma que se registrarán «heladas severas» en muchos puntos del interior, aunque esta circunstancia dependerá completamente de la nubosidad.

Mal tiempo también en el Bidasoa, en las cercanías de Ficoba.
Mal tiempo también en el Bidasoa, en las cercanías de Ficoba. / M. Fraile

Apertura del Añarbe

Las precipitaciones previstas para los próximos días han llevado a Aguas del Añarbe a iniciar este miércoles un desembalse, con la apertura parcial del desagüe de fondo izquierdo de la presa, para ganar un mayor resguardo. Fuentes de la mancomunidad indican que la situación del sistema y de la presa que abastece a Donostialdea es «de total normalidad» y el resguardo disponible asciende en estos momentos a 7.140.673 metros cúbicos. La presa almacena actualmente 33,8 millones de metros cúbicos, de forma que el porcentaje de llenado es del 90,8%.

El caudal de desembalse se mantendrá mientras el río Urumea lo permita y hasta alcanzar un resguardo «suficientemente amplio». Los servicios técnicos de Aguas del Añarbe «permanecen atentos» a la evolución de la situación.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos