La Mugi podrá usarse en autobuses de Bayona, y viceversa, dentro de 3 o 4 años

La Mugi podrá usarse en autobuses de Bayona, y viceversa, dentro de 3 o 4 años

Será en virtud de E-Mobask, un proyecto europeo que promueve el transporte público sostenible y está dotado con una subvención de 1.182.000 euros

EFESan Sebastián

La tarjeta Mugi podrá ser utilizada en el plazo de "tres o cuatro años" como forma de pago en autobuses de Bayona, y viceversa, en virtud de E-Mobask, un proyecto europeo que promueve el transporte público sostenible y está dotado con una subvención de 1.182.000 euros.

En la iniciativa trabajan la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa (ATTG), la compañía municipal de autobús de San Sebastián DBus y el Sindicato de Transportes de la Aglomeración de Bayona, que engloba siete municipios del área de esa ciudad francesa.

El consorcio formado por estas tres entidades ha sido aceptado en la convocatoria del programa Poctefa 2014-2020, que forma parte de la herramienta Iterreg para la cooperación territorial europea.

El objetivo de E-Mobask es mejorar el transporte público en el ámbito transfronterizo y la movilidad sostenible a ambos lados de la frontera.

La diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, ha señalado que, por un lado, el trabajo se dirigirá a mejorar la información, para lo cual se utilizarán diferentes soportes para que sea accesible a toda la ciudadanía de la "eurociudad Bayona San Sebastián".

Para ello, la información relacionada con el transporte público aparecerá en castellano, francés y euskera así como la señalética.

Interoperatividad

La interoperatividad es el segundo eje del proyecto, que tendrá una duración de tres años a partir de enero de 2018.

En este sentido Garmendia ha destacado que los promotores de la iniciativa trabajarán para que la tarjeta Mugi, "en un primer momento", y "después" Bat, de Álava, y Barik, de Bizkaia, "puedan utilizarse en Bayona" y viceversa, aunque ha reconocido que en la ciudad francesa "no están tan avanzados en un sistema de transporte público".

El proyecto contempla además analizar la posibilidad de pagar los trayectos con tarjetas bancarias, una medida que se ha puesto en marcha a modo de experiencia piloto en las líneas 16 y 45 de San Sebastián, así como con códigos QR.

En el apartado de la sostenibilidad y con el objetivo de mejorar la eficiencia energética se prevé un estudio sobre los autobuses eléctricos puestos en funcionamiento en la capital guipuzcoana y en Bayona, la implantación del sistema Start-Stop que detiene el motor cuando el vehículo está en una parada o en un semáforo así como medidas destinadas a la conducción con menor consumo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos