Más de la mitad de las muertes en la carretera de este año en Euskadi se han producido en Gipuzkoa

El accidente de marzo en Azkarate, con tres fallecidos, es el más grave registrado en las carreteras vascas en 2017/MICHELENA
El accidente de marzo en Azkarate, con tres fallecidos, es el más grave registrado en las carreteras vascas en 2017 / MICHELENA

De las 39 personas fallecidas en accidentes de tráfico, 22 lo han hecho en la red viaria guipuzcoana, seis más que en 2016

XABIER GARATESan Sebastián

Más de la mitad de las muertes por accidente de tráfico registradas este año en Euskadi se han producido en carreteras guipuzcoanas. Un dato que pone de manifiesto lo trágico que ha sido 2017 en este apartado en el territorio. A falta de tres días para que finalice el año, han sido 22 las personas que desde el pasado 1 de enero han perdido la vida en la red viaria guipuzcoana, seis más que en todo 2016 y una cifra que representa el 56% de las 39 que han fallecido por este motivo en Euskadi. En Álava las carreteras se han cobrado la vida de 9 personas, y en Bikaia, de 8.

Son datos facilitados este viernes por la directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Sonia Díaz de Corcuera, quien más allá de la especificidad guipuzcoana, ha presentado datos alentadores, toda vez que las 39 víctimas mortales registradas en el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca son siete menos que las 46 habidas el año pasado.

De entre las víctimas en Euskadi, 28 han sido hombres y 11 mujeres; en 23 casos el fallecido era el conductor del vehículo (7 de moto y 16 de turismo u otro); en nueve otro ocupante; y en siete casos el fallecido era un viandante.

En total, en las carreteras vascas se han producido este año 7.547 accidentes, un 7% menos que los 8.125 contabilzados en 2016.

Los más graves

El accidente más grave de este año, tanto en Gipuzkoa como en Euskadi, ha sido el registrado en marzo en el alto de Azkarate, en Azkoitia, donde una colisión múltiple en la que se vieron implicados un camión y cuatro automóviles se saldó con tres fallecidos y cinco personas heridas. Otros accidentes con más de un fallecido han sido los de la AP-8 a la altura de Usurbil en febrero, con dos víctimas mortales; y el más reciente de Behobia en noviembre, con dos jóvenes fallecidos. Se da la circunstancia de que un tercio de las vidas perdidas en las carreteras guipuzcoanas este año eran de extranjeros. Es el caso de los siniestros más graves ya referidos. En el de Azkoitia, dos de las tres víctimas eran ciudadanos rumanos; en el de Usurbil las víctimas fueron un joven de origen marroquí y una brasileña; y los fallecidos en Behobia eran dos jóvenes franceses.

La responsable de Tráfico ha desctacado que en Euskadi (no así en Gipuzkoa) «año tras año se va reduciendo el número de víctimas mortales. En el año 2000 morían en accidente de tráfico 218 personas. Hoy la situación es bien distinta. En 18 años se ha reducido la mortalidad en un 82%. Pero no por ello tenemos que relajarnos y caer en la autocomplacencia», ha subrayado Díaz de Corcuera.

Una de cada cinco no llevaba cinturón

«Un dato que debería hacernos reflexionar es que el porcentaje de personas fallecidas que no llevaba abrochado el cinturón de seguridad, teniendo que llevarlo, ha sido del 20,8%. Un gesto tan sencillo -asegurarnos antes de poner en marcha el vehículo- puede salvarnos la vida», ha insistido.

En cuanto al tipo de vehículo que conducían las personas fallecidas en accidente, este año no ha muerto ningún ciclista -aunque 77 han resultado con heridas de gravedad- y también ha descendido el número de motoristas fallecidos (11 en 2016 y 7 en 2017).

Los datos se refieren a accidentes registrados tanto por la Ertzaintza como por las policías locales, por lo que se incluyen los siniestros mortales ocurridos en vías urbanas e interurbanas.

Programa de sensibilización

Durante la presentación del balance de siniestralidad, Sonia Díaz de Corcuera se ha referido también al programa de sensibilización 'Dont be dummy! Para ti no hay repuesto(s)', una iniciativa itinerante dirigida a estudiantes de secundaria que ha visitado nueve localidades (Irun, Zarautz, Eibar, Ermua, Durango, Galdakao, Gernika, Agurain y Amurrio) y que consiste en que un 'dummy' virtual, (el maniquí que utilizan las empresas automovilísticas para probar la seguridad de sus nuevos modelos), da paso a testimonios de personas o familiares de víctimas de accidentes de tráfico.

Se han realizado 14 sesiones a las que han asistido 3.751 estudiantes de 30 centros de enseñanza, además de 150 profesores y 84 personas invitadas. El nivel de satisfacción de las personas participantes ha sido «muy alto, como revelan las encuestas de evaluación recogidas 'in situ'», según la responsable de Tráfico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos