Cada vez más menores atendidos en centros

El aumento de menores extranjeros, la mayoría de paso en su ruta hacia Europa, repercute en la red de acogida, con una mayor ocupación

A. A.SAN SEBASTIÁN.

Si el Estrecho de Gibraltar es la puerta de entrada a Europa para miles de inmigrantes, Gipuzkoa se convierte en territorio de paso en esa ruta que emprenden muchos adolescentes en busca de un futuro mejor. El incremento de las llegadas de menores extranjeros se viene percibiendo años atrás, lo que ha repercutido en la red de centros de acogida de Gipuzkoa, con una ocupación del 93% el año pasado. El centro UBA en Donostia, destinado a la atención inmediata, a la acogida de los menores extranjeros no acompañados y al programa de seguimiento de medidas judiciales de adolescentes, destacó del resto y tuvo que operar por encima de su capacidad.

A lo largo del año pasado en el conjunto de la red de centros y pisos forales para menores se atendió a 719 personas menores, un 4,6% más que en el ejercicio anterior. Se trata de la cifra más elevada de los últimos nueve años. Ahora bien, el balance difiere si se mira a los menores que se han quedado en Gipuzkoa todo el año, y entonces la cifra se rebaja a 302.

El desfase en los número se debe al hecho de que los menores inmigrantes llegan y se quedan apenas unos días -algunos marchan en 24 horas después de asearse y descansar para seguir la ruta-. El tránsito de estas personas también se deja notar en el elevado número de altas y bajas en la red (629 y 622, respectivamente). Casi la mitad (48%) de las personas que dejaron un recurso fueron bajas voluntarias de menores extranjeros acogidos en UBA.

Fotos

Vídeos