Un menor permanece en coma tras sufrir un botellazo en Tolosa

Exterior del bar donde se produjeron los hechos./IÑIGO ROYO
Exterior del bar donde se produjeron los hechos. / IÑIGO ROYO

A. LERATETOLOSA.

Un joven menor de edad permanece ingresado en el Hospital Universitario Donostia, en situación de coma inducido y con una fractura en la base del cráneo, tras recibir un botellazo en la noche del Jueves Gordo del carnaval tolosarra. Los autores pudieron ser identificados y detenidos, si bien se hallan en libertad con cargos, después de que pasaran a disposición judicial.

Según ha podido saber este periódico, los hechos ocurrieron en la madrugada del jueves al viernes de los Inauteriak, y se iniciaron en el interior de un bar de la calle Rondilla de la localidad. De acuerdo a la versión ofrecida por testigos presenciales, dos hombres y dos mujeres de nacionalidad rumana golpearon repetidas veces al joven en el interior del local y siguieron agrediéndole fuera en la calle.

Los hechos sucedieron la noche del jueves al viernes durante las fiestas de Carnaval

El ataque culminó con el botellazo que el menor recibió en el cráneo. Según algunos testigos, los agresores pudieron llegar a confundir al menor con otra persona implicada en un asunto interno familiar.

Empeoramiento en casa

En una primera instancia, el joven, de ascendencia latinoamericana, y que venía de trabajar en prácticas de hostelería, fue atendido por sus amigos y pudo llegar por su propio pie hasta su domicilio en Tolosa. Fue aquí, ya en su casa, cuando su estado de salud se agravó y tuvo que ser trasladado al hospital, donde fue atendido de una hemorragia interna y de una fractura en el cráneo.

La Ertzaintza ha logrado resolver policialmente el caso, ya que el pasado domingo logró la detención de los cuatro agresores, que confesaron los hechos y fueron puestos a disposición judicial el lunes.

En el ataque tomaron parte cuatro personas que, tras su detención, quedaron en libertad con cargos

El juez determinó su puesta en libertad con la obligación de que se personen en el juzgado cada quince días, a la espera de la evolución del estado de salud del joven menor de edad. Precisamente, dicho proceso será determinante en el desarrollo del caso, ya que la imputación que puede recaer sobre los autores dependerá en buena medida de la mejoría o empeoramiento que sufra y de las secuelas que le puedan quedar. Fuentes consultadas indicaron que la autoría material del botellazo que causó las graves lesiones al menor fue obra de una de las chicas del grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos