«Tenemos los medios que tenemos»

Cientos de usuarios de Euskotren tuvieron que esperar a que se reanudase el servicio./MICHELENA
Cientos de usuarios de Euskotren tuvieron que esperar a que se reanudase el servicio. / MICHELENA

El Ayuntamiento de Donostia admite que «el protocolo» contra la nevada «no es perfecto». El edil de Protección Civil Ibabe afirma que se priorizaron los servicios estratégicos de la ciudad

D. SORIAZU/J. F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

La magnitud de la nevada que ayer cayó en Donostia pilló por sorpresa a los responsables municipales que, a pesar de contar con todos los recursos que tenían activos, no pudieron evitar que se generaran importantes problemas en la ciudad. Así lo reconoció el concejal de Protección Civil, Martín Ibabe, quien explicó además que a pesar de haber echado durante la madrugada sal de forma preventiva la cantidad de precipitación fue tan alta que no hizo el efecto deseado.

Los problemas empezaron a registrarse de madrugada con los primeros copos de nieve, aunque se magnificaron a primera hora de la mañana, cuando la ciudad comenzó con su actividad de todos los días. La orografía de San Sebastián, con muchos puntos altos y cuestas, sumada a la hora punta de desplazamientos llevó a uno de los peores escenarios, con atascos, colisiones y problemas en el transporte público de la ciudad.

La Mesa de Crisis se activó a las 5.30 horas. «Se volcaron todos los esfuerzos humanos y técnicos», señaló Ibabe quien también apuntó que al principio se establecieron prioridades, tal y como establece el protocolo de actuación, para garantizar los servicios estratégicos como limpiar los accesos a Hospitales. «Tienes que garantizar que si durante la noche alguien necesita acudir allí pueda llegar», añadió. También fue necesario cerrar los accesos a la Variante desde Amara desde primera hora y se pidió a la ciudadanía que no utilizara el vehículo privado, salvo que fuera absolutamente imprescindible.

El edil explicó que a la vez que se producían problemas por la nieve hubo gente que se quedó atrapada o fuegos en domicilios que había que atender. «Con ese panorama sobre la mesa, hemos estado gestionando los recursos minuto a minuto en función de las situaciones que se producían», indicó.

«Es evidente que había mucho que mejorar en la gestión de una nevada ya anunciada con antelación» Amaia Almirall, EH Bildu

«Está claro que fue un imprevisto, pero no podemos tener cortado el acceso a Hospitales» Miren Albistur, PP

«Es lógico que muchos cogieran el vehículo privado si el público no podía circular» Amaia Martín, Irabazi

«El protocolo no es perfecto. Tenemos los quitanieves y recursos que tenemos y hemos podido garantizar los servicios básicos de la ciudad en el orden de prioridades establecido. Nos habría gustado haber llegado a más sitios, claro, pero no ha podido ser, al menos a primera hora», señalo el edil. A lo largo de la mañana los problemas se fueron solucionando y finalmente la mesa se desactivó a las 14 horas.

Ibabe se mostró muy molesto con las críticas que lanzó la oposición, concretamente las vertidas por Irabazi que le acusaban de falta de previsión. «Lejos de preocuparse por la situación, lanza una crítica que pone en tela de juicio la labor de muchos trabajadores que han estado al pie del cañón desde las 3 de la madrugada y eso me molesta», aseguró. «Estaría encantado de escuchar sus ideas para mejorar la situación. Si es criticar por criticar, merece mi más absoluto desprecio», sentenció.

Críticas de la oposición

Los grupos de la oposición criticaron, en mayor y menor medida, la respuesta del gobierno municipal a los problemas generados por la nevada. EH Bildu aseguró que es «evidente que había mucho que mejorar en la gestión de una nevada que estaba anunciada desde hacía tiempo». La portavoz de esta formación, Amaia Almirall, señaló que su formación pedirá al ejecutivo de Eneko Goia que explique las razones de los problemas que se registraron a primera hora de la mañana y exigirá que presente «cuanto antes» las medidas correctoras oportunas «para que la ciudad no se colapse la próxima vez que nieve». En este sentido, apuntó la necesidad de «hacer un balance de los aspectos en los que se ha fallado para que, en la medida de lo posible, se pueda poner solución la próxima vez».

En la misma línea se expresó Irabazi, que manifestó que «no es aceptable» que ante una nevada prevista «el transporte público no llegue a los barrios altos». La portavoz, Amaia Martín, señaló como lógico que los ciudadanos utilizaran el vehículo privado «si el público no puede circular» y criticó que se priorizaran los servicios de limpieza en «las zonas de postal de la ciudad mientras en otros barrios no tan céntricos no se podía circular».

El Partido Popular fue más suave en sus críticas al comprender que «fue un imprevisto porque no estamos acostumbrados a estas nevadas». Aun así, Miren Albistur sí que recordó que la ciudad no puede tener cortado el acceso a Hospitales, tal y como ocurrió durante a primera hora. «Es una zona fundamental y prioritaria que tiene que estar despejada para que llegue el personal y los enfermos que lo necesiten», destacó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos