Medallas de oro a la integración

Los integrantes del equipo de Boccia junto a su entrenador, Xabi Sagarna, y la presidenta del club deportivo, Sara Carracelas
Los integrantes del equipo de Boccia junto a su entrenador, Xabi Sagarna, y la presidenta del club deportivo, Sara Carracelas / SARA SANTOS

El club deportivo Dordoka logra una victoria histórica a nivel estatal. Los cuatro deportistas con parálisis cerebral se hicieron con tres primeros puestos en el Campeonato de España de Boccia, en Sevilla

OLAIA OYARZUN SAN SEBASTIÁN.

«Un deporte muy humano, de equipo y compañerismo». Así define la Boccia -actividad física adaptada basada en la combinación de táctica, estrategia y habilidad- Mario, uno de los siete jugadores premiados del club deportivo de Aspace y doble medallista en el Campeonato de España de Boccia celebrado en Sevilla a principios de este mes.

«Mi mayor sueño se ha hecho realidad», dijo Mario sin soltar en ningún momento sus dos medallas. La euforia y el «subidón» tras las tres victorias conseguidas por el club sigue azotando las mentes de los deportistas que conforman el equipo -Carlos, Mario, Amaiur e Iker-, y de la presidenta del club de Boccia, Sara Carracelas.

El formidable beneficio que supone este deporte adaptado para las personas con parálisis cerebral o discapacidad física severa es «evidente». Así lo constatan Ester Larrañaga, directora de Aspace, y Xabier Sagarna, entrenador y responsable del club deportivo Dordoka, que día a día comprueban los avances que alcanzan gracias a este deporte -una actividad especializada en la que imperan la técnica de juego y la lógica-.

«Es un poco como el ajedrez, actuar en función de la jugada del contrincante», afirma Sagarna. El estudio del perfil del bando contrario forma gran parte del trabajo que ejerce el responsable del club sobre el equipo, el cual ya lleva cinco años apoyando y entrenando a estos competidores. «La complicidad entre los jugadores determina, en gran parte, el resultado del partido», y según asegura, «el club Dordoka, más que un equipo, es una cuadrila».

Aunque la mayor responsablididad la asume Iker, el capitán. El joven es una de las figuras más importantes del grupo, puesto que su labor reprenta el «80% del partido», comenta Sagarna. A pesar de que se incorporó hace poco, muchos ya lo conocen como «el hombre talismán». Sus buenas cualidades fisicas, capacidad de estrategia y el buen control que ejerce en el grupo, hacen de él «un jugador brillante», dicen.

La gran concentración y el esfuerzo cognitivo de los jugadores es vital para alzanzar el triunfo en este deporte. «Ganar el campeonato nacional fue todo un reto para ellos, tuvieron que batir a dos equipos paralímpicos para llegar a la final», relata orgulloso el entrenador.

Pese a que el equipo de Aspace lleva ya más de dos decadas en pie, esta ha sido «una victoria histórica», pues nunca antes había conseguido tal reconocimiento. Incluso el Comité Paralímpico Español ha acogido a dos de sus jugadores: Iker y Amagoia. «Tras 20 años de lucha, mi hija ha conseguido ser clasificada para la selección paralímpica», exclama Juan José Arriete, padre de Amagoia, que desde que ella decidió dedicar su vida al deporte, no se pierde ni un solo partido.

Lucha por la inclusión

La normalización de la parálisis cerebral o cualquier discapacidad física en el deporte es la meta que pretenden alcanzar desde Aspace. «El entrenador de Amagoia es un antiguo competidor paralímpico en Boccia» comenta Arriete. De esta manera, desde la asociación afirman cumplir un objetivo «importantísimo», pues conseguir que estas personas con discapacidad cerebral potencien su carrera deportiva acabando como entrenadores, «es dar un paso de gigante», apostilla.

La importancia de que esta actividad especializada perdure en el tiempo es esencial para todos los deportistas, por lo que desde la asociación guipuzcoana reclaman voluntarios para los entrenamientos. Es, sin lugar a dudas, una actividad física que reivindican igual que otra cualquiera, sin distinción ni discriminación alguna. El padre de Amagoia -fan número uno del club- insiste en la relevancia de la equidad entre discapacitados y quienes no los son: «En un partido de Boccia te olvidas que estas personas tienen una discapacidad cerebral, ves luchar inteligencias contra inteligencias».

Hay algo que tienen muy claro en la asociación guipuzcoana, y por lo que luchan de manera incansable. «La inclusión en el deporte debe avanzar mucho más», explica Sagarna mientras todos los deportistas asienten.

«Aún queda mucho por hacer para alcanzar nuestro reconocimiento» afirma Carracelas, quien a sus 36 años ha sido deportísta paralímpica durante más de dos décadas y lleva 6 oros, 3 bronces y una plata a sus espaldas. Una auténtica experta. «Es dificil que siga habiendo deportistas que tengan tantas ganas de superarse y que inviertan tanto esfuerzo, estoy muy orgulosa de ellos».

Los deportistas y el entrenador, Sagarna, coinciden en que «no será fácil mantener el puesto» la próxima temporada. Aunque, a tenor de los buenos resultados obtenidos en la Competición de España a principios de este mes, no sería de extrañar que estos deportistas siguieran creciendo y lograran su mayor premio: la inclusión y el reconocimiento que merecen en el deporte, o en cualquier otro ámbito.

Fotos

Vídeos