Los mayores pueden tardar 15 días en adaptar su sueño al cambio horario de la próxima madrugada

Los mayores pueden tardar 15 días en adaptar su sueño al cambio horario de la próxima madrugada

Los relojes se atrasan una hora en la madrugada del sábado al domingo y a las tres serán las dos

A. LERATE SAN SEBASTIÁN.

Las personas mayores son probablemente las más afectadas por el cambio de hora que tendrá lugar la próxima madrugada ya que, según la Sociedad Española del Sueño (SES), pueden llegar a tardar hasta dos semanas en adaptar su sueño al nuevo horario.

Así lo indica el coordinador del grupo de cronobiología de la sociedad, Javier Albares, que señala que en los niños y las personas mayores el reloj biológico es menos flexible y se adapta peor a los cambios. En estos grupos de población más sensibles es normal que los días siguientes al cambio horario noten sueño antes de la hora habitual y que también se despierten antes de lo normal. Mientras que los adultos se adaptan a este cambio en tres o cuatro días, las personas mayores pueden tener más dificultades, dormirse demasiado temprano y despertarse antes durante una o dos semanas.

El cambio se producirá concretamente a las tres de esta madrugada del domingo cuando a las 03.00 horas los relojes se retrasarán una hora y volverán a ser las 02.00, dando así por finalizado el horario de verano en toda Europa, de acuerdo a la Directiva Comunitaria del Cambio de Hora, que es de obligado cumplimiento con el objetivo de lograr una ahorro energético.

Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación podría alcanzar en torno a 300 millones de euros, el equivalente al 5% del total, unos 300 millones de euros. De esa cantidad, 90 millones corresponde al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar y 210 millones restantes se ahorrarían en los edificios del sector terciario y en la industria.

Voces discrepantes

A pesar de las cifras, cada vez son más las voces que cuestionan le medida con el argumento de que la luz que no se usa a primera hora del día se gasta por la tarde debido al atardecer más temprano. Entre los discrepantes se encuentra el equipo de meteorólogos del portal Eltiempo.es o algunas organizaciones ecologistas como el caso de Greenpeace, cuya portavoz Sara Pizzinato ha asegurado que el horario de invierno no puede ser la única medida para fomentar el ahorro energético. El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital recuerda que la directiva europea no prevé la posibilidad de que un estado miembro decida no aplicar el cambio.

Para los que consideren que van a tener un problema de sueño debido al cambio de hora, la SES ofrece algunos consejos para reducir las repercusiones como tener varios días antes tener más actividad física y también más luz por la tarde, aunque sea artificial, y echarse una pequeña siesta de 15 o 20 minutos que puede ayudar a retrasar la necesidad de dormir.

Fotos

Vídeos