Lluvia y bajada de temperaturas para toda la semana

Las olas empezaron a saltar a última hora de ayer en el Paseo Nuevo./MICHELENA
Las olas empezaron a saltar a última hora de ayer en el Paseo Nuevo. / MICHELENA

Los chubascos intermitentes persistieron durante toda la jornada y el aviso amarillo costero dejó olas que alcanzaron los tres metros y medio

ESTRELLA VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

Las intensas lluvias del sábado y su réplica algo más ligera durante la jornada de ayer dejaron claro que no será nada fácil deshacerse del paraguas en los próximos días, aunque algunos tímidos claros puedan asomarse en momentos puntuales.

Ayer, durante todo el día, se fueron alternando chubascos, nubes y cielos despejados, aunque sin llegar a los niveles de agua del sábado, cuando algunos garajes, calles y locales del territorio - como el centro cultural Bastero de Andoain que tuvo que ser desalojado al empezar a entrar agua- resultaron inundados por las trombas que cayeron por la tarde y que tuvieron su continuidad por la noche cuando los Bomberos de Donostia realizaron hasta 25 asistencias. Ayer, en cambio, el Observatorio de Igeldo registró 11 litros por metro cuadrado, y la estación del aeropuerto de Hondarribia alcanzó los 6 litros, frente a los 53 del sábado.

Además de las lluvias, el nuboso domingo también estuvo aderezado por fuertes rachas de viento del noroeste, sobre todo en la zona del litoral. Según el registro de Aemet, en Zumaia se alcanzaron 73,4 km/h sobre las tres de la tarde.

5 grados

será la temperatura mínima
que registre Gipuzkoa a partir de mañana, aunque se espera que suba hasta los 9 grados hacia el final de la semana. Las máximas rondarán los 12 grados.

Aunque los servicios de emergencia miraron la lluvia de reojo, el riesgo estaba en la costa. El aviso amarillo por oleaje a partir de las nueve de la noche, y que se ha prolongado hasta primera hora de hoy, coincidiendo con la pleamar, ha dejado niveles de ola de unos 3,5 metros.

Frío y chubascos

La predicción para esta semana no aporta demasiadas variaciones. Hoy por la mañana el cielo permanecerá sin cambios. Caerán chubascos y la cota de nieve irá bajando hasta los 1.000 metros. Las temperaturas oscilarán entre los 9 y 13 grados y el viento soplará del noroeste con fuerza por la mañana, aunque irá amainando y rolando a este por la tarde.

Más datos

Precipitaciones
En Igeldo, 6 litros/m2 y 11, en Hondarribia.
Viento
En Zumaia se registró una racha de 73,4 km/h.
Cota de nieve
Se situará hoy en los 1.000 metros, aunque subirá a los 1.400 para el fin de semana.

La buena noticia es que las lluvias remitirán a lo largo de la tarde, llegando incluso a abrirse claros durante la noche. El cielo dará una tregua hasta mañana al mediodía y el sol se impondrá en todas las comarcas, con algunas brumas a primeras horas de mañana y nubosidad escasa durante las horas centrales del día.

Ahora bien, a partir de la tarde de nuevo habrá que coger el paraguas y no lo podrán soltar como mínimo hasta el domingo. Volverán las nubes y con ellas, las precipitaciones al final del día. El viento soplará flojo y variable, pero se fijará del noroeste y arreciará a últimas horas en zonas de la costa.

Las temperaturas mínimas serán bajas, llegando incluso a helar en puntos de Álava y de Navarra, y rozando los 5 grados en el territorio guipuzcoano. Las máximas, por su parte, no sufrirán variaciones.

A partir del miércoles, la previsión meteorológica tampoco mejora en exceso. Los cielos permanecerán encapotados con precipitaciones intermitentes, aunque relativamente intensas, hasta el domingo. La buena noticia es que la temperatura comenzará a subir un poco, tanto las mínimas como las máximas, que se situarán entre los 12 y los 16 grados, respectivamente, al final de la semana, elevando la cota de nieve a los 1.400 metros.

Más

Fotos

Vídeos