Llega un largo fin de semana con algo de lluvia y suaves temperaturas

Turistas en una reluciente mañana ayer en el Peine del Viento de San Sebastián. / UNANUE

Para el domingo se prevé la entrada de una masa de aire frío del Atlántico que arrastrará nubes y dejará algunas gotas por la tarde

JAVIER PEÑALBASAN SEBASTIÁN.

Llegan las vacaciones de agosto y siempre por estas fechas la mirada de muchos se dirige al cielo. O a las páginas web de las agencias de meteorología o del periódico. ¿Qué tiempo hará? Los pronósticos para el mes estival por excelencia no resultan fiables. Lo que sí se conoce es el vaticinio para las próximas horas y éste no es del todo malo. A las puertas de tres jornadas festivas, la meteorología ofrecerá un poco de todo: cielos despejados, algunas gotas de lluvia y temperaturas agradables, alejadas de los grandes calores, tan habituales en esta época del año.

Salvo el golpe de calor de los días 7 y 8 que dejó en Gipuzkoa máximas de casi 40 grados, el mes de julio ha estado marcado por valores suaves, en algunos casos impropios para la época, y también por los cielos cubiertos que, sin embargo, tampoco es que hayan descargado mucha agua.

Para estos tres próximos días, la tónica será similar. La llegada la pasada noche de un frente que ha dejado algo de lluvia en la costa dará lugar hoy a una jornada de cielos que se irán despejando. «Las precipitaciones desaparecerán por la mañana. Los cielos se irán aclarando y saldrá el sol. Las temperaturas volverán a subir hasta los 30 grados en Álava y 25º en la costa», explica Margarita Martín, delegada en Aemet en Euskadi.

Mañana, el día arrancará seco y soleado, con temperaturas ligeramente cálidas. En la costa se pueden medir 26 grados y en el interior llegarán hasta los 32º. Sin embargo, la aproximación desde el Atlántico de una masa de aire frío en las capas altas de la atmósfera hará que la situación se inestabilice. «Esta circunstancia puede dar lugar a que se produzcan chubascos tormentosos que caerán más fácilmente en Gipuzkoa, en la parte que limita con Navarra y Álava», explica la meteoróloga. Este régimen tormentoso se mantendrá activo durante la madrugada y se desplazará hacia el Este, sobre el Pirineo y el valle del Ebro, detalla Margarita Martín.

Para el domingo se vislumbra un cambio con la entrada de una masa de aire frío que arrastrará nubes hasta nosotros. «Se producirá, por lo tanto, una bajada brusca de las temperaturas. Las máximas se quedarán entre los 20-21 grados en la costa, cinco menos que el día anterior», señala Martín. El frente traerá asimismo precipitaciones a la costa que se dejarían sentir ya por la tarde.

Olas de fondo

Habrá también mar de fondo del noroeste que se percibirá el sábado por la tarde, con olas de unos dos metros y medio. La altura del oleaje podría subir el domingo a los tres metros.

El lunes, festividad San Ignacio, no será una jornada de canícula, como históricamente ha venido sucediendo. Si bien las estadísticas vienen a demostrar que el periodo más caluroso del año se concentra entre el 25 y 31 de julio, este año no será así. El lunes tendremos cielos cubiertos en la costa, donde puede llover débilmente, y en el interior se abrirán los claros. Las temperaturas serán bajas para la época en la que nos encontramos. En la costa se medirán unos 20 grados y en Álava hará fresco por la mañana y al final de la tarde tendrán unos 23-24 grados.

El verano hasta el momento está teniendo un comportamiento acorde a los periodos estivales a orillas del Cantábrico. Lo único destacable es que la precipitación está siendo escasa, al menos en Gipuzkoa. En el observatorio del monte Igeldo solo han caído en lo que va de julio 48 litros por metro cuadrado cuando la media del mes es de 85.

En el aeropuerto de Loiu se llevan medidos 39 y la media del mes es de 47, mientras que en Vitoria han caído 26 litros de los que 20 precipitaron el día 9 en una tormenta. La media de julio en la capital alavesa es de 32 litros.

La cifra

3 metros
Será la altura del oleaje que puede alcanzarse durante el domingo. La mar de fondo ya se dejará sentir la tarde de mañana, con olas de dos metros y medio. Los pescadores y los bañistas, por lo tanto, han de estar atentos a las condiciones del mar.

Pronóstico

Hoy.
Los cielos se irán aclarando y saldrá el sol. Las temperaturas volverán a subir hasta los 30 grados en Álava y 25º en la costa.
Mañana.
El día empezará seco y soleado, con temperaturas ligeramente cálidas. En la costa se pueden medir 26 grados y en el interior llegarán hasta los 32º. La entrada de una masa de aire frío en las capas altas de la atmósfera dará lugar a tormentas por la tarde y también por la noche.
Domingo.
Una masa de aire frío arrastrará nubes hasta nosotros. Se producirá, por lo tanto, una bajada de temperaturas.
Lunes.
Cielos cubiertos en la costa, donde puede llover débilmente, y en el interior se abrirán los claros.

Fotos

Vídeos