En libertad con cargos tras ser detenido por una agresión sexual en Oiartzun

La víctima es una mujer de 31 años y el presunto agresor un varón de 47

A.LERATE

Las cuatro denuncias por abusos sexuales registradas en Donostia no son las únicas que recibió la Ertzaintza la semana pasada en Gipuzkoa. Un hombre de 47 años ha sido detenido y puesto en libertad con cargos después de haber prestado declaración ante el juez acusado de agredir sexualmente a una mujer en Oiartzun.

La Policía Vasca recibió el pasado martes 31 de octubre la denuncia de una mujer de 31 años, que aseguraba que unos días antes había sido agredida sexualmente en un caserío de Oiartzun, el cual estaba supuestamente deshabitado y donde la víctima alegó que estaba pasando la noche, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad. Según palabras de la víctima, el detenido, un varón de 47 años, logró acceder a las dependencias de la vivienda y le manifestó su intención de mantener con ella «algún contacto sexual».

Según relató la denunciante, ella se negó «en todo momento» a acceder a la proposición del hombre, pero que a pesar de ello este se abalanzó sobre ella y le agredió sexualmente. Días después de dicho ataque la mujer, de 31 años de edad, se decidió a denunciar los hechos ante la Ertzaintza.

La mujer asegura que el agresor se «abalanzó» sobre ella tras negarse a tener un contacto sexual

Tras tener conocimiento de lo ocurrido, la policía puso en marcha una investigación para esclarecer lo sucedido y dar con el presunto autor de los hechos señalado por la denunciante. Después de dos días se consiguió identificar al supuesto autor de los hechos, un varón de 47 años de edad, que fue detenido el pasado día jueves. Una vez finalizadas las diligencias pertinentes en dependencias policiales, el presunto agresor sexual fue presentado ante la Autoridad Judicial.

Tras prestar declaración ante el juez y después de valorar el testimonio de la víctima y los datos recogidos en el atestado policial, el juez determinó su puesta en libertad con cargos.

EL DATO

100
delitos contra la libertad sexual se han denunciado ante la Ertzaintza en los primeros nueve meses de 2017. Esta cifra supone un aumento del 31% respecto al mismo periodo del año pasado. De esas 100 denuncias 36 han sido por agresiones sexuales y el resto por otro tipo de infracciones.

Esta última denuncia se suma a las últimas registradas en Donostia durante la semana pasada, cuando cuatro mujeres denunciaron haber sido víctimas de abusos sexuales. Tres de ellas eran, además, menores.

En el primer caso una chica menor de edad denunció haber sido víctima de una agresión por parte de un joven de 23 años, tal y como afirmaron fuentes del Ayuntamiento de San Sebastián. Al parecer ambos se conocían de antemano, quedaron y mantuvieron relaciones. Tal y como pudo constatar la Guardia Municipal de Donostia, la menor se encontraba bajo los efectos del alcohol, por lo que el joven podría haberse aprovechado de esa circunstancia para cometer el presunto abuso sexual. En su denuncia la joven alegó que las relaciones no habían sido consentidas y que no se acuerda de nada de lo que ocurrió. La investigación policial encontró evidencias de que la chica podía haber sido víctima de un abuso sexual, por lo que se decretó la detención del joven de 23 años.

La semana pasada cuatro mujeres, tres de ellas menores, denunciaron abusos en Donostia

Tras prestar ambos declaración ante el juez, el presunto agresor, -que pasó una noche en el calabozo-, fue puesto en libeLa semana pasada cuatro mujeres, tres de ellas menores, denunciaron abusos en Donostiartad con cargos por un delito de abuso sexual.

Aumentan las denuncias

Las otras tres denuncias recibidas en Donostia fueron por tocamientos ocurridos durante la noche de Haloween. Dos de las víctimas, menores de edad, denunciaron haber sido robadas y que sufrieron tocamientos de carácter sexual en el barrio de Loiola por parte de unos jóvenes que ya han sido identificados. La cuarta mujer es una joven que también denunció haber recibido tocamiento de índole sexual en el barrio de Egia.

Estas denuncias recibidas la pasada semana y la última que se ha dado a conocer de la mujer que fue presuntamente agredida en Oiartzun no hacen sino constatar el aumento de este tipo de delitos en el territorio. Las estadísticas elaboradas por la Ertzaintza muestran que en los primeros nueve meses de este 2017 las denuncias por delitos de agresión sexual han crecido un 35,78% en Gipuzkoa, sumando un total de 38. En total, las denuncias por delitos contra la libertad sexual, que integran tanto agresiones como otro tipo de infracciones, han pasado de las 78 en esos meses en 2016 a las 100 en el mismo periodo de 2017.

Asimismo, entre enero y septiembre de este año la Ertzaintza ha detenido a 23 personas acusadas de delitos de índole sexual, y ha realizado un total de 55 investigaciones por casos relacionados con abusos, agresiones, tocamientos, etc.

Fotos

Vídeos