El lehendakari destaca la labor del Centro Sociosanitario de Cruz Roja en San Sebastián

El lehendakari conversa con una de las mujeres ingresadas en el centro./Irekia
El lehendakari conversa con una de las mujeres ingresadas en el centro. / Irekia

Urkullu señala que el centro «ha sabido adaptarse a las nuevas realidades» y es un «ejemplo de colaboración entre instituciones»

EFESan Sebastián

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado este miércoles la labor del Centro Sociosanitario de Cruz Roja en San Sebastián, con motivo de la celebración de su centenario, y ha reiterado el compromiso de las instituciones vascas en el modelo de atención que cuenta con la participación del voluntariado.

Urkullu ha efectuado una visita al edificio del centro de la Cruz Roja situado en la calle Matía de la capital guipuzcoana junto con el consejero de Sanidad, Jon Darpon, la diputada de Política Social, Maite Peña, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y el presidente de Cruz Roja española, Javier Senent.

El centro, que cuenta con 73 plazas, "ha sabido adaptarse a las nuevas realidades" y "complementa" la labor de las instituciones en el cometido de proporcionar las prestaciones necesarias a personas en situación de dependencia con "necesidades intensas de cuidados", ha indicado Urkullu.

Constituye un "ejemplo de colaboración entre instituciones", ha señalado el lehendakari, quien ha agradecido la labor de la Cruz Roja "al servicio de las personas y a través de modelos de colaboración".

Inaugurado en 1917

El centro de Cruz Roja de San Sebastián fue inaugurado en 1917 en la pequeña Villa María que estaba levantada en el solar del barrio de El Antiguo donde comenzó su actividad en los principios humanitarios que "compartía la reina María Cristina, que fue quien lo sufragó para destinarlo a la asistencia gratuita de los más necesitados", ha recordado Senent.

Después de un siglo "forma parte de la historia de la ciudad de San Sebastián" donde funciona como centro sociosanitario después de una larga etapa como hospital de beneficencia, ha agregado.

En la actualidad responde a un "motivo humanitario urgente y vital" ya que por un lado es "la casa de las personas mayores que no solo sufren carencias materiales sino falta de afecto" al tiempo que es "lugar de acogida para afectados por patologías de integración social" y de pacientes con trastorno mental severo.

Senent ha remarcado que ha sido posible alcanzar el centenario de este centro "gracias al apoyo y la confianza" que le han concedido los guipuzcoanos y los instituciones".

Fotos

Vídeos