Canedo: «Lamentablemente no hemos trabajado con los medios necesarios»

I.V. SAN SEBASTIÁN.

Canedo ha estado cinco años presidiendo la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC). Deja el cargo con la satisfacción de haber «puesto la competencia en la mente de la sociedad», asegura.

- Ahora se marcha a Madrid a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia. ¿Cómo asume el nuevo nombramiento?

- Es un proyecto muy interesante y un reto profesional muy grande porque el organismo es complejo y lleva temas importantes.

- ¿Qué se ha encontrado en Madrid?

- Un organismo muy diferente al vasco porque tiene competencia en muchas más cosas. Esto genera lógicamente cuestiones complejas que hay que resolver de manera diferente y a eso hay que enfrentarse. También es verdad que ha sido un mes raro porque es próximo al verano y todavía no me he hecho una idea clara de lo que es aquello. Es un reto muy diferente al anterior pero muy interesante.

- ¿Qué legado cree que deja en Euskadi?

- Hemos conseguido poner la competencia en la mente de la sociedad, que es uno de los retos que teníamos por delante. Lo hemos logrado por dos vías diferentes. Por un lado por la promoción de la competencia por el hecho de que le gente se dé cuenta de que cuando hay competencia quien sale beneficiado es el usuario de los servicios y las empresas innovadoras que quiere hacer las cosas más atractivas para la ciudadanía. El otro logro importante es que hemos paralizado prácticas importantes para nuestra sociedad y eso también ha tenido un efecto de la promoción de la competencia porque la ciudadanía ha sido consciente de que ha habido una serie de empresas que estaban haciendo cosas que no debían y se han parado y se han multado.

- En los últimos años la actividad se ha duplicado, ¿hay más corrupción o se denuncia más?

- La gente está más conciencia. Gracias a organizaciones como la autoridad vasca se están consiguiendo reducir ámbitos que en algunos casos son de corrupción y en otros que no son de lo que tradicionalmente llamamos corrupción, pero son clientelismo o ventajas de unas empresas respecto a otras. Entre todos estamos consiguiendo paralizar esas conductas y conseguir ventajas para el interés general.

- ¿Ha contado con todos los medios necesarios para realizar esa labor?

- Pues lamentablemente no. Nunca hay medios necesarios. La verdad es que la Autoridad Vasca no está mal dotada pero creo que si se quiere hacer un trabajo serio hay que tener profesionales muy formados en una cuestión que tiene implicaciones tanto jurídicas como económicas. La verdad es que los últimos tiempos en los que he estado trabajando en la autoridad hemos notado una ralentización del trabajo sobre todo por falta de medios personales.

- ¿Ha notado falta de implicación por parte de la administración?

- Nunca hemos tenido ninguna traba por parte de la administración, la relación que hemos tenido ha sido muy fluida. Lo que pasa es que tiene unos mecanismos lentos y complejos, como tiene que ser, pero reaccionar a la velocidad que exige el mercado no es algo que sea habitual en la administración.

Fotos

Vídeos