Hasta una docena de veces han intentado robar en el hogar del jubilado de Arrasate en el último año

El ladrón fue sorprendido golpeando la puerta de cristal del bar del hogar del jubilado. / DV
El ladrón fue sorprendido golpeando la puerta de cristal del bar del hogar del jubilado. / DV

La última ha sido este viernes, cuando un joven de la localidad hirió a un agente que le descubrió

A. L. SAN SEBASTIÁN.

Un agente de la Policía Municipal de Arrasate resultó herido en la madrugada de ayer al intentar detener a un presunto ladrón que trataba de acceder al bar del hogar del jubilado. El agente tuvo que recibir siete puntos de sutura en la cabeza tras ser golpeado con la tapa de una arqueta del alcantarillado por el agresor, un vecino de 21 años de la localidad del Alto Deba que fue arrestado y, posteriormente, quedó en libertad con cargos. Se trata de la segunda vez en lo que va de año que intentan robar en este bar, situado en el barrio de San Andrés, y que en 2017 fue objeto de la visita de los cacos en ocho ocasiones. El comité de empresa del Ayuntamiento, además de mostrar su apoyo y solidaridad al compañero herido, reclamó un aumento del personal para evitar estas situaciones.

El suceso se registró hacia las 4.30 horas de la madrugada cuando la Policía Municipal recibió un aviso que alertaba de que una persona intentaba entrar a robar en el bar del hogar del jubilado, ubicado en una zona no muy transitada. Poco después, el ladrón fue sorprendido por la patrulla de la guardia urbana cuando golpeaba el cristal de la puerta del bar con la tapa de una arqueta del alcantarillado. A pesar de la presencia de los agentes municipales, el sujeto persistió en su tentativa, ajeno a las órdenes de los policías para que depusiera su actitud.

Ante esta situación, uno de los agentes se acercó al individuo y le tocó en el hombro conminándolo a obedecer las órdenes y que cejara en su tentativa de robar. En ese momento, y de manera sorpresiva, el sujeto se giró y golpeó al agente en la cabeza con la tapa de la arqueta, derribándolo. Posteriormente, el presunto ladrón emprendió la huida.

El agente tuvo que recibir siete puntos de sutura en la cabeza tras la agresión en el barrio San Andrés

Para ese momento, ya estaba de camino una segunda patrulla de refuerzo de la Policía Municipal, así como otra de la Ertzaintza. Mientras el agente herido era atendido por una ambulancia, su compañero y otro integrante de la segunda patrulla emprendieron la búsqueda del agresor, que fue posteriormente detenido en el edificio Etxaluze. Tras prestar declaración, fue puesto en libertad con cargos.

El gestor del bar del hogar del jubilado arrasatearra mostró su indignación por este segundo intento de robo en lo que va de año, según denunció. No es la primera vez que vive esta situación, ya que el año pasado, según aseguró, sufrió ocho episodios similares.

Más personal

El comité de empresa del Ayuntamiento de Arrasate difundió un comunicado en el que muestra su «preocupación» por las situaciones de riesgo a las que se tienen que enfrentar. Reconocen que algunas son inevitables, pero consideran que hay factores que incrementan este riesgo. En este sentido, recuerdan que los sindicatos llevan años «reclamando que hace falta más personal para que los turnos se cubran de forma adecuada». Critican que «muchos días no se cubran las bajas o vacaciones de los guardias municipales, lo que supone que muchas veces en los equipos no se llegue al número de agentes mínimo». Según el comité, para solventar la situación, el Gobierno Municipal decidió recurrir a la bolsa de trabajo unificada de Arkaute, «pero en la segunda ocasión en la que se ha recurrido, la bolsa está vacía». Asimismo, «este año se han remodelado los grupos de trabajo de los agentes, lo que supone que en el turno de noche haya uno menos», critican.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos