El Kursaal avisa de que el tipo de hotel de Gipuzkoa dificulta la captación de congresos

El congreso de Medicina General y de Familia, celebrado el pasado mes de mayo en el Kursaal. /LOBO
El congreso de Medicina General y de Familia, celebrado el pasado mes de mayo en el Kursaal. / LOBO

El director del Palacio de Congresos donostiarra reprocha que el territorio carece de recursos para atraer grandes eventos

ESTRELLA VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

Si en el sector turístico hay una idea compartida por todas las partes implicadas es que el turismo de congresos es el nicho en el que escarbar para combatir la desestacionalización y a su vez acceder a un perfil de visitante capaz de apreciar la riqueza cultural, gastronómica y paisajística del territorio. Ahora bien, ni es una reflexión novedosa ni los agentes guipuzcoanos son los únicos que se han percatado de todas sus bondades.

En la tercera ponencia celebrada en la Juntas Generales de Gipuzkoa sobre el modelo territorial de turismo que se persigue, en esta ocasión el director del Kursaal, Iker Goikoetxea, ahondó en la enconada rivalidad entre territorios y confesó que, a pesar de que «existe buena relación», es «extraordinariamente alta» por todo lo que está en juego. Por eso, incidió en que debe existir una estrategia conjunta por parte del sector. «Hemos perdido candidaturas de congresos porque la ciudad no es competitiva en cuanto a la oferta de habitaciones y el precio de las mismas. Cuando competimos con Bilbao sudamos mucho y más de una vez perdemos», expuso.

El Palacio de Congresos donostiarra, de la mano de San Sebastián Turismo & Convention Bureau, se encuentra en plena campaña de captación para los próximos cuatro años, mientras cierra las citas previstas para este 2018. El problema al que se enfrentan, entre otras limitaciones, es la prevalencia de hoteles de capacidad media que, en ocasiones, es un hándicap con el que deben lidiar. «Si buscas traer una reunión o una convención de empresa de cierto tamaño, la mayoría te demanda alojarse todos en el mismo hotel, como es lógico, y en Donostia eso es bastante complicado», indicó a modo de ejemplo para explicar los factores que «nos hacen ser menos competitivos».

No obstante, Goikoetxea se mostró optimista con la apertura de hasta dos mil nuevas plazas en los dos próximos años al entender que «se ampliará la disponibilidad sobre todo en primavera y otoño», meses en los que se producen más movimientos congresuales.

Labor consensuada

Goikoetxea reprochó además la falta de recursos y de una apuesta estratégica en condiciones centrada en la captación de estos eventos por parte de las instituciones y del propio sector. «¿Quién se encarga de atraer los congresos?», se preguntó. Así, se refirió a la Diputación para indicar que «en clave de recursos está muy limitada». En lo que respecta a los hoteles apuntó que son meros «receptores de jornadas» pero no de manera especialmente proactiva. Una actitud más o menos similar a las agencias de eventos que, por su tamaño, carecen de estructura y recursos humanos suficientes para destinarlos a la captación de congresos. «San Sebastian Turismo & Convention Bureau trabaja en ello pero los recursos con los que cuenta también son limitados y en el Kursaal más de lo mismo», censuró.

Goikoetxea: «Hemos perdido eventos por no ser competitivos en oferta de habitaciones y precio»

Demanda ser proactivos y poner en valor a expertos del territorio que tengan influencia internacional

Además de la capacidad, el número de plazas hoteleras y el precio de las mismas son otras de las deficiencias que hacen a Gipuzkoa en general y a Donostia en particular menos competitivas es su conectividad, añade Goikoetxea. Las pocas conexiones y los altos precios con los que opera el aeropuerto de Hondarribia volvió a ponerse sobre la mesa. «Por eso cuando vamos a vender nuestra candidatura mostramos todas las opciones, desde Loiu hasta Biarritz», indicó el director del Kursaal.

Es por ello que animó a poner en valor a expertos y profesionales influyentes del territorio, «personas que levantan la mano y son escuchados en asociaciones internacionales para atraer nuevos encuentros». Subrayó el nivel de satisfacción de los congresistas que pasan por Donostia, aunque hizo hincapié en un trabajo conjunto por otra amenaza que acecha, como es que alguno de los sectores históricamente más activos en la organización de eventos, como los de la farmacéutica o la medicina, «también están a la baja».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos