Juzgan a dos hombres por estafar a una mujer víctima de violencia machista

Juzgan a dos hombres por estafar a una mujer víctima de violencia machista

La acusación particular pide 14 y 19 años de prisión para ellos respectivamente

EFE

Dos hombres están siendo juzgados en la Audiencia de Gipuzkoa acusados de hacerse pasar por guardias civiles para estafar y extorsionar a una mujer, aprovechando la situación de vulnerabilidad en la que estaba tras haber sufrido un episodio de violencia machista por el que denunció a su exnovio.

La acusación particular, que ejerce la afectada, pide penas que 14 años para uno de los procesados, al que acusa de sendos delitos de apropiación indebida, extorsión y estafa, y 19 años para el segundo porque le imputa además un delito de amenazas.

Las defensas reclaman la libre absolución, mientras que la Fiscalía no les imputa delito alguno, aunque su posición definitiva no se conocerá hasta el final del juicio que tendrá lugar mañana cuando las partes presentes sus conclusiones e informes.

Según la versión de la afectada, quien ha declarado en la primera sesión del juicio celebrada esta mañana, los hechos se remontan a agosto de 2013 cuando, poco después de presentar una denuncia contra su expareja por un delito de violencia de género, los procesados se presentaron en su domicilio, identificándose como guardias civiles, le enseñaron unas placas y sendas pistolas, y le explicaron que "se dedicaban a la protección de la mujer maltratada".

Los inculpados le indicaron que conocían a su expareja, que "era un pieza de mucho cuidado", y que por eso "estaban ahí" para "protegerla" porque su excompañero había presentado una denuncia en su contra.

Los hombres le señalaron además que "tenían amigos en los juzgados" que, a cambio de dinero, podrían "destruir las pruebas" que supuestamente existían en su contra, ha relatado la víctima, quien ha dicho que confió en ellos "porque estaba pasando por un momento malísimo".

De esta manera, accedió a hacerles entrega de distintas cantidades por un importe total de 4.670 euros tras lo que, hacia septiembre u octubre de 2013, la engañaron haciéndole ver que el piso en el que residía, ubicado en un bajo de un barrio de San Sebastián, "no era seguro" porque su exnovio podría entrar dando una patada a la puerta" y porque, al no tener permiso de habitabilidad, el Ayuntamiento podría multarla.

La víctima les dio entonces las llaves de su vivienda y, según ha detallado, ellos le encontraron un posible comprador a través de una notaría de Gijón, adonde la ayudaron a desplazarse para finalizar la operación, aunque nada más cobrar los 12.000 euros del primer pago se los dio a los procesados y nunca llegó a ingresar la segunda parte acordada.

La afectada ha recordado que los acusados también le propusieron vender un piso que ella tenía en Badajoz para poder beneficiarse de un "ático para mujeres maltratadas", aunque finalmente esa operación no llegó a concretarse.

La mujer ha relatado asimismo que sirviéndose de distintos engaños los procesados se habrían apoderado de varias joyas y bolsos de su propiedad, y consiguieron además que les comprara tres teléfonos móviles con la excusa de darle un mejor servicio de seguridad, además de quitarle la tarjeta de su propio móvil para "limpiarla", tras lo que le dieron una de "prepago".

La declarante ha explicado que, antes de denunciar lo sucedido ante la Ertzaintza, uno de los acusados le dijo que sus familiares podrían acabar "en el fondo de un río", entre otras amenazas.

Por su parte, los dos acusados, que trabajan como porteros de clubes de noche, han negado haberse identificado como guardias civiles ante la mujer, a la conocían porque eran amigos de su exnovio.

Según la versión de los acusados fue la mujer la que contactó con ellos y uno la ayudó a vender su bajo porque así se lo pidió ella, ya que quería marcharse de allí. Ambos han admitido que la acompañaron a Gijón porque la mujer no tenía medios para desplazarse allí. No obstante, han rechazado haberse apropiado del dinero, de los móviles y de las joyas, como mantiene la afectada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos